PREMIER LEAGUE

Paul Merson: de ganar dos ligas a perder 7 millones y su casa por una adicción

El que fuera centrocampista del Arsenal y de la Selección de Inglaterra lo ha perdido todo y durante el confinamiento se jugó sus ahorros para la casa.

Actualizado a
Paul Merson: de ganar dos ligas a perder 7 millones y su casa por una adicción

Paul Merson, legendario jugador de la Premier League y del centro del campo del Arsenal, ha abierto su corazón y se ha sincerado sobre los oscuros y difíciles momentos que ha vivido en los últimos años por su adicción al alcohol, a las drogas y al juego. Y ha sido precisamente la que le ha traído peores resultados hasta el punto de hacer tambalear su matrimonio: "Lo perdí todo", declara para el tabloide británico The Sun. Se lo jugó todo, y perdió.

El confinamiento por la pandemia de coronavirus no le ayudó en absoluto y terminó agravando los síntomas que el exfutbolista presenta desde hace mucho tiempo. Apostó los ahorros para su casa y ahora es su pareja la que tiene que darle una especie de paga para poder controlar lo que gasta. "Pensé: 'Solo quiero suicidarme. ¿Cómo hiciste eso? ¿Cómo pudiste tomar sus ahorros? Durante la semana siguiente solía mirar a los niños y me odiaba con fuerza", confesó.

Merson protagoniza el programa 'Football, Gambling $ Me' que se emitirá esta noche en Reino Unido, pero ya el mes pasado se rompió en directo en televisión mientras recordaba algunos momentos de su lucha contra la adicción al juego. A sus 53 años, el que fuera centrocampista de la selección inglesa durante 21 partidos, rememoró sus plegarias a Dios en sus peores épocas y la nota que escribió luchando contra sus demonios.

"Necesito dejar de apostar. Amo a mi esposa e hijos y estoy muy feliz con ellos. Cuando estaba en Orlando con mi esposa y mis dos hijos pequeños, era lo más feliz que he estado en años porque no estaba jugando. Me odio cuando juego. Lo odio. Por favor, ayúdame Dios. Tengo que devolverles el dinero a todos y conseguir una casa para mi esposa y mis hijos. Dios, ayúdame", decía en su nota. En total, calculó que la cifra que había gastado por su adicción era superior a los 7 millones de euros.

Ampliar

"Estar encerrado fue aterrador. Lo estás viendo y mi cerebro me decía que había ahorrado suficiente dinero para obtener una hipoteca para una casa y sacarnos de una casa de alquiler (...). La adicción te habla y es como: 'No saldremos de esto. Estaremos encerrados para siempre. Esto es todo. Necesitamos una casa y la única forma de hacerlo es persiguiendo el dinero'. Lo perdí todo", continuó. Su adicción le costó todo: "Casas, automóviles, matrimonios, toda mi pensión y mi amor propio".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?