FAMOSOS

Keanu Reeves y su trágica vida: "El duelo cambia de forma, pero nunca termina"

El actor, que siempre se ha mostrado discreto lejos de la gran pantalla, vive su mejor momento cinematográfico tras haber superado duros reveses.

Actualizado a
Keanu Reeves.

Keanu Reeves no es ningún recién llegado. Pero sí está disfrutando de una segunda juventud a sus 56 años. Su carrera comenzó en la década de los ochenta, pero no fue hasta la siguiente cuando su rostro comenzó a popularizarse. My Own Private Idaho (1991), Drácula de Bram Stoker (1992), Speed (1994) o Pactar con el Diablo (1997) son algunas de las cintas que le encumbraron a la fama.

Eso sí, hasta alcanzar el éxito, el actor ha vivido en una montaña rusa desde su infancia. Nació en Beirut (Líbano), aunque tiene nacionalidad canadiense, en el seno de una familia marcada por un padre dedicado al trapicheo de heroína que nunca le prestó atención e incluso lo maltrataba y humillaba hasta que se esfumó de su vida cuando Reaves apenas contaba con tres años.

Ese arranque vital traumático reforzó sin embargo los lazos con su madre, Patricia Taylor, a la que venera por los esfuerzos realizados para sacar a sus hijos -son tres hermanos- adelante. Reaves, que además sufre el síndrome de Asperger, se convirtió en un nómada por exigencias del guión. Beirut, Sidney, Nueva York y finalmente Toronto fueron alguno de los destinos que conoció al mismo ritmo que su madre cambiaba de pareja. Pero fue en Canadá donde se asentó y logró formarse antes de dar el salto a Hollywood.

Justo cuando su carrera estaba a punto de despegar, aunque el no fuera todavía consciente, tuvo que lidiar con la leucemia que le fue diagnosticada a su hermana Kim, de la que no se separó hasta que superó la enfermedad. Poco después de aquel episodio, Keanu Reeves, que había desarrollado un fuerte vínculo con River Phoenix, con quien protagonizó My Own Private Idaho, volvió a sumirse en la tristeza más absoluta cuando su amigo del alma falleció en 1993 víctima de una sobredosis. Una vez más, tocaba remar.

Tras una segunda mitad de la década de los noventa en la que Keanu Reeves logró elevar su caché, llegó el universo Matrix en 1999. La creación de los hermanos Wachowski (ahora hermanas) le confirió el estatus de estrella de Hollywood sin ningún género de dudas, aunque el drama llamó a su puerta con una virulencia inusitada cuando al término de ese mismo año nacería sin vida la que iba a ser su primera hija tras no llegar a buen término el embarazo de su pareja por aquel entonces, Jennifer Syme. Aquella circunstancia les separó y meses más tarde, la actriz y asistente del director David Lynch, fallecía en un accidente de tráfico bajo la sombra de la depresión y la adicción al alcohol.

Era abril de 2001 y Reeves se tomó un tiempo para asimilar todo lo sucedido antes de regresar para la segunda y tercera parte de Matrix en 2003. A partir de ese momento, su carrera se diluyó como un azucarillo y comenzó una travesía en el desierto que duró un par de lustros con papeles que no quedarán para el recuerdo. Hasta que llegó John Wick.

Un personaje excesivo con el que mantiene ciertas similitudes que le volvió a situar en el mapa y que ha relanzado su carrera tras protagonizar otra exitosa trilogía (2014, 2017 y 2019) que tendrá una cuarta entrega en 2022 que está rodando en estos precisos momentos. "Me gusta su duelo, me identifico con él, y creo que es algo que jamás se supera. El duelo y la pérdida no te abandonan. Cambia de forma, pero nunca termina", ha asegurado Reeves en relación a su violento álter ego y a él mismo. Aunque antes de que podamos ver otro ejemplo de ‘yo contra todos’, llegará un nuevo capítulo de Matrix, previsto para diciembre de este año.

6 cosas que quizá no sabías de Keanu Reeves

  • Fue integrante de la bandas Dogstar y Becky, en ambas tocaba el bajo.
  • En 1983 protagonizó un anuncio para Coca-Cola haciendo las veces de ciclista.
  • Reeves es copropietario de Arch Motorcycle Company, que fabrica y vende motocicletas personalizadas.
  • En 2013 estrenó 'Man of Tai Chi', una cita de artes marciales, que supuso su debut, y única incursión, como director.
  • Se ha convertido también en un experto en jiu-jitsu brasileño tras entrenar bajo las órdenes de Rigan Machado, leyenda viva de este arte marcial de origen japonés.
  • Su pareja es Alexandra Grant (48), una artista con la que lleva saliendo algo más de tres años.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?