DESCANSO

¿Por qué no deberías dormir desnudo cuando hace calor en verano?

Las altas temperaturas nocturnas son una de las causas de insomnio, comportan dificultad para el descanso e implican mayor cansancio, apatía e irritabilidad.

Actualizado a

El verano es para muchos una de las épocas más esperadas del año por las ansiadas vacaciones, pero no es menos cierto que el omnipresente calor evita en gran medida el necesario descanso que anhelan muchos. La temperatura corporal es uno de los factores que hacen posible la conciliación y estabilizan el sueño durante la noche, aunque mantener una temperatura suficiente baja supone un auténtico reto para nuestro organismo.

Afortunadamente, disponemos de numerosos mecanismos, como la sudoración, la vasodilatación o la bajada del ritmo metabólico, entre otros, para manejar el calor. Pero no es menos cierto que cuando aprieta de verdad y la temperatura no baja de los 20-22 grados (noche tropical), el cuerpo se ve obligado a poner toda la maquinaria en marcha para disipar el calor interno y algunos procesos dificultan el sueño.

“De hecho, una mayor temperatura corporal hace que el cerebro genere menos melatonina, la hormona que segrega el cuerpo humano y que actúa como reguladora y precursora del sueño, fundamental para dormir bien”, explica Àlex Pastor, enfermero especialista en neurofisiología y trastornos del sueño y coordinador asistencial de la Unidad del Sueño Dr. Estivill del Hospital Universitari General de Catalunya.

Así pues, todo lo que podamos poner de nuestra parte para intentar que las noches no se conviertan en un verdadero suplicio es poco. Es cierto que cada persona muestra un nivel diferente de adaptación a estas altas temperaturas, pero existe una serie de estrategias que pueden contribuir a facilitar el descanso.

Sin embargo, uno de los primeros impulsos es el de despojarse de la ropa para buscar un poco de alivio, pero lo cierto es que no es lo más aconsejable. Antes comentábamos que uno de los mecanismos de ‘defensa’ frente al calor que pone en marcha nuestro organismo es la sudoración, pero si dormimos sin ropa ese sudor permanecerá en el cuerpo aumentando la sensación de sofoco.

Por ello se recomienda dormir con alguna prenda de tejidos ligeros y naturales como el algodón, que ayuda a retirar el sudor de la piel, facilita su evaporación y aporta una mayor sensación de confort.

No obstante, dormir con ropa de algodón es una de las recomendaciones para mejorar el sueño en verano, pero no es la única que podemos emplear:

Consejos para un mejor descanso

  • Seguir las rutinas de sueño habituales incluso en los horarios de acostarse y levantarse.
  • Evitar las siestas más largas de 30 minutos
  • Cenas ligeras y al menos dos horas antes de irnos a dormir.
  • Mantener la habitación ventilada durante el día y con una temperatura entre 20ºC y 22ºC durante la noche.
  • Mantenerse bien hidratado con agua o bebidas sin cafeína ni estimulantes
  • Ducharse con agua tibia o templada antes de acostarse.
  • Utilizar ropa de cama de algodón o lino
  • Evitar dormir con el aire acondicionado encendido, se pueden usar ventiladores, pero evitar que nos dé la corriente de aire directamente.
  • Hacer deporte durante el día pero evitarlo a últimas horas previas a irnos a dormir.
  • No utilizar dispositivos electrónicos, como smartphones o tablets, antes de dormir.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas