TELEVISIÓN

Qué fue de Chiqui Martí: de estríper en 'Crónicas marcianas' a rozar la tetraplejia

Fue uno de los rostros más destacados del programa, sufrió un accidente que casi la retira y se casó con una mujer tras divorciarse de su marido.

Actualizado a
Chiqui Martí, en una entrevista para TVE.

A finales de la década de los 90 y principios de los 2000 comenzó a abrirse hueco en televisión una joven catalana llamada Chiqui Martí que rápidamente se metería en el bolsillo a la exigente audiencia de 'Crónicas marcianas'. La bailarina, autodidacta y una de las caras más conocidas del cabaret El Molino de Barcelona, comenzó a realizar apariciones en el programa presentado por Xavier Sardà ofreciendo un espectáculo en la televisión en abierto que apenas se había visto hasta ese momento. "Dime alguien que estuviera antes que yo bailando así en la tele", espetó para LOC. Su éxito creció a un ritmo difícilmente igualable y comenzó a trabajar en decenas de eventos y de proyectos, pero un grave accidente estuvo a punto de terminar de golpe con todos sus sueños.

Todo ocurrió un día de junio de 2004, unos pocos años después de su debut en la pequeña pantalla. Mientras protagonizaba un espectáculo en la discoteca Radical de Torrijos, en Toledo, cometió un error sobre una tela y sufrió una gravísima caída desde cuatro metros y medio. Se golpeó la espalda, pero lo peor llegó cuando se percató de que no podía mover las manos y tampoco sentía cuando el médico dañaba su pierna. Padecía una tetraparesia, una especie de tetraplejia que, por suerte para ella, pudo superar gracias a más de año y medio de dura rehabilitación. En su cabeza siempre tuvo el mismo objetivo: poder regresar a los escenarios para hacer lo que ella considera Strip-Art.

Durante los años siguientes trabajó de manera incansable en diferentes proyectos, desde 'Supervivientes' en Telecinco a crear sus propios negocios. Lanzó una firma de lencería erótica con prendas que ella misma diseñaba y abrió su propia academia de baile, un lugar que hoy es uno de los más destacados de Barcelona. Allí, su gran objetivo es lograr que muchas mujeres normales se sientan cómodas y deseadas cuando le hacen un baile a su pareja, pues entiende que toda mujer debe tener la capacidad y la potestad de sentirse sexy siempre que lo desee.

Mientras, continúa disfrutando del baile y del ejercicio físico, y ha aprovechado la dichosa pandemia de coronavirus para, por primera vez, darse atracones de series como nunca antes pudo hacer. "Habrá mucha gente que piense que ya no bailo porque no me ven en la tele, pensarán que estoy parada o retirada", lamenta, por supuesto antes de añadir que sigue más activa que nunca. Eso sí, de momento no se plantea su regreso a la televisión que hacía antes porque entiende que "se han perdido los valores" y que antes "había espacio para los artistas y estaban valorados y remunerados, pero ahora no". Eso sí, disfruta de continuas apariciones en la televisión de Sabadell.

Casada con una mujer tras divorciarse de su marido

Chiqui Martí se divorció en 2011 y tan solo tres años después volvió a firmar un enlace, en este caso con su amiga Raquel. Ella no se condiera lesbiana y cuenta que se percató de que estaba totalmente enamorada de ella porque la echaba de menos. "Era una mujer, qué putada. Ahí empezó el dilema. Yo no había estado nunca con una mujer ni tenía intención ni curiosidad. No soy para nada tan moderna como parezco", comentó nuevamente para LOC.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?