FAMOSOS

Jeremy Clarkson relata su viaje de borrachera a la final de la Champions: "Me pegaron"

El presentador de 'Top Gear' y 'The Grand Tour' viajó hasta Oporto para disfrutar de la final de la Champions League entre el Manchester City y el Chelsea, pero no salió todo como esperaba.

Jeremy Clarkson, amazon, top gear, the grand tour
The Grand Tour (Twitter)

Hace exactamente una semana tenía lugar uno de los acontecimientos deportivos del año. Oporto acogía la final de la Champions League entre el Manchester City y el Chelsea movilizando a miles de aficionados de ambos equipos, alguno de ellos tan célebre como irreverente. Hablamos de Jeremy Clarkson.

Presentador estrella de la BBC gracias su mítico Top Gear, fue suspendido y despedido en 2015 por la cadena británica después de protagonizar varias polémicas y de una agria discusión con un productor. A pesar del sorprendente desenlace, encontró rápidamente acomodo junto a sus inseparables compañeros de viaje, Richard Hammond y James May, en Amazon Prime Video, donde protagoniza The Grand Tour y próximamente va a estrenar un nuevo formato en el que se le puede ver al frente de la gestión de una granja de su propiedad.

En cualquier caso, el presentador británico de 61 años es también noticia por un artículo de su puño y letra que ha publicado The Sun en el que relata su experiencia en la reciente final de la Liga de Campeones celebrada en Oporto, a la que acudió para animar al Chelsea, flamante vencedor de la contienda.

Azpilicueta levantó el trofeo.

“El pasado fin de semana, diez amigos hicimos una excursión de un día a Oporto para ver la final de la Champions en un jet privado que habíamos fletado. Después de un vuelo donde fluyó el ‘refresco’, disfrutamos de un largo almuerzo bajo el sol portugués, lo que propició que estuviera bastante alegre cuando llegamos al estadio”, asegura Clarkson.

Tan alegre, de hecho, que me separé de mi grupo y me encontré rodeado de algunos aficionados bondadosos del City que decidieron expresar su bondad dándome un puñetazo en la cabeza. Tardamos diez minutos en convencer a un policía de que todo formaba parte de una broma que había salido un poco mal y que nadie necesitaba ir a comisaría. Y luego tuve que pasar otros diez minutos viendo como un miembro del personal sanitario me examinaba para convencerse a sí mismo de que yo tampoco necesitaba ir al hospital”, añade el presentador.

Al final, según relata Jeremy Clarkson disfrutó de 97 minutos “excitantes” de fútbol y pudo celebrar la victoria de su equipo. Luego el viaje se le siguió complicando ya que el avión privado que les tenía que llevar de vuelta se averió y al final regresaron al Reino Unido un par de día más tarde, pero como asegura en su artículo son “problemas del primer mundo”.