GASTRONOMÍA

Cañitas Maite: el nuevo fenómeno gastronómico que ofrece la mejor croqueta del mundo

Javier Sanz y Juan Sahuquillo, del restaurante Cañitas Maite, han logrado un hito histórico que pone el futuro a sus pies: tres premios en apenas seis horas en Madrid Fusión.

Actualizado a
Javier Sanz y Juan Sahuquillo.

En la comarca de La Manchuela, en Albacete, lleva gestándose desde hace tiempo el que amenazaba con convertirse en el nuevo fenómeno gastronómico nacional. En la localidad de Casas Ibáñez, de apenas 5.000 habitantes, dos jóvenes veinteañeros, Javier Sanz y Juan Sahuquillo, habían conseguido labrarse una reputación a base de propuestas culinarias de primer nivel respaldadas tanto por comensales como críticos especializados. Los que han acertado al dejarse caer por el restaurante del hotel Cañitas Maite.

Pero había que refrendarlo de alguna manera. Y, aunque los premios no tienen por qué ser sinónimo de nada, cuando llueven en un evento como Madrid Fusión estamos hablando de una cosa seria. Y es que Sanz y Sahuquillo han sido protagonistas de un hito al hacerse con el prestigioso premio 'Cocinero Revelación' y ganar además dos de los concursos del congreso: el de croquetas, el oficioso campeonato mundial, y el de escabeches.

Y si alguien se pregunta la relevancia del galardón, basta con señalar que en anteriores ediciones del congreso gastronómico internacional han recibido la misma distinción, la de 'Cocinero Revelación', David Muñoz (DiverXO), Ricard Camarena del restaurante homónimo, o Rodrigo de la Calle (El Invernadero).

La mejor croqueta de jamón del mundo se hace en Albacete.
Ampliar
La mejor croqueta de jamón del mundo se hace en Albacete.Kiko HuescaEFE

En el 'VII Concurso a la Mejor Croqueta de Jamón de Joselito' se impusieron a sus competidores con una cremosa elaboración a base de bechamel con leche de oveja y mantequilla, jamón Joselito y rebozado de panko (copos de pan seco). Mientras, en el 'II Concurso de Escabeches', los albaceteños se impusieron con su guiso de pechuga de gallo negro escabechada a baja temperatura con verduras encurtidas en vinagre de flores y un parfait del hígado del ave y perdiz escabechada con vinagre de moscatel.

La estrella Michelin, en el horizonte

"Situar en el mapa gastronómico a tu pueblo es algo precioso, que Casas Ibáñez y la comarca se conozcan por tu gastronomía es un orgullo, lo más bonito que te puede pasar. La nuestra es una apuesta muy radical por nuestro entorno y nuestra zona, llevando al plato variedades olvidadas y en peligro de extinción", apuntaba Sahuquillo.

Tres premios en apenas seis horas que certifican que algo está pasando en un lugar de La Mancha de cuyo nombre bien merece la pena no olvidarse. El presente les ha encumbrado y el futuro les pertenece. No sería de extrañar que más pronto que tarde se alcen con la estrella de la consagración. La de Michelin.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?