BUNDESLIGA

Las estrellas de la Bundesliga se unen para ayudar a los futbolistas homosexuales

Los jugadores quieren terminar con "la hostilidad" que hay en el mundo del fútbol para todos aquellos que quieren hacer pública su orientación sexual.

Las estrellas de la Bundesliga se unen para ayudar a los futbolistas homosexuales

El fútbol alemán se ha volcado con un problema que no solo está presente en su liga sino también en gran parte del mundo y más de 800 futbolistas, tanto hombres como mujeres, han ofrecido públicamente su apoyo para aquellos jugadores y jugadoras que quieran hacer pública su homosexualidad. "Estás haciendo lo correcto y nosotros estamos de tu lado", expresan para una campaña que pretende terminar con la hostilidad que sufren aquellos que quieren "salir del armario".

"Estamos en 2021 y todavía no hay un solo profesional de fútbol abiertamente gay en el fútbol masculino de toda Alemania", agregaron en un comunicado publicado por la revista especializada 11Freunde. "Nadie debe ser engatusado para que salga del armario. Es una elección libre e individual. Pero nuestro objetivo es que todos los que decidan dar este paso puedan estar seguros de nuestro pleno apoyo".

De hecho, para dar cierta oficialidad a la campaña, han creado un documento que ha sido firmado por equipos al completo como el Borussia Dortmund, el Borussia Mönchengladbach, Hoffenheim, Schalke, Friburgo o Werder Bremen, jugadores internacionales como Jonas Hector, Max Kruse o Niklas Stark, e integrantes de la Selección Alemana femenina como Alexandra Popp o Almuth Schult.

"El simbolismo es importante, pero lo es aún más que esos jugadores protejan a sus compañeros y rivales en caso de que alguno lo desvele o cuando haya hostilidades dentro o fuera del estadio", declaró Philipp Bommer, del Hertha Junxx, el primer club de fans gay en la Bundesliga. "Es increíblemente importante tanto para los aficionados como para la sociedad", añadió.

Philipp Lahm recomienda a los jugadores "no salir del armario"

El exinternacional con Alemania ha publicado un libro en el que brinda este consejo ante la "falta de aceptación en el mundo del fútbol y en la sociedad en general", tal y como adelanta Bild. En su texto, recomienda a los futbolistas homosexuales que antes de hablar públicamente sobre ello lo comenten con su entorno y no con otros jugadores.

Según él, a pesar de que ese jugador o jugadora se sienta con la madurez necesaria para hacerlo público, puede que el público o los rivales no lo sientan del mismo modo: "No podrá contar con esa misma madurez en todos sus rivales deportivos ni en los estadios en los que vaya a competir", declaró, unas palabras totalmente alejadas de lo que pretende la campaña firmada por sus compañeros.

Uno de los futbolistas que dio el paso en Alemania fue Thomas Hitzlsperger, aunque tuvo que esperar a retirarse para hacerlo. Lahm también comenta este detalle y apoya la espera en unas palabras no exentas de polémica: "Me parece prudente que se atreviera a dar el paso e hiciera pública su homosexualidad solamente después de terminar su carrera como futbolista en activo".