BRASIL

Neymar niega ser el organizador de una fiesta para 150 personas en Brasil

El futbolista ha desmentido a través de su abogado que haya planeado un evento de cinco días en plena pandemia de coronavirus con más de 190.000 muertes en Brasil.

Neymar niega ser el organizador de una fiesta para 150 personas en Brasil
CHARLES PLATIAU REUTERS

Neymar ha querido detener la polémica y ha negado que vaya a organizar una fiesta de fin de año para 150 personas en su espectacular mansión en Mangaratiba, en Brasil. En los últimos días no se hablaba de otra cosa, un evento multitudinario que duraría cinco días y que supuestamente iba a cumplir con todas las restricciones pero que iba a tener lugar mientras la pandemia de coronavirus continúa golpeando a un país en el que la cifra de muertos supera los 190.000 y los contagios alcanzan ya los 7,5 millones.

A través de un comunicado emitido por sus abogados, el futbolista brasileño ha expresado que él no tiene nada que ver con la fiesta organizada por la Agencia Fabrica, que aseguró ayer que al festejo 'solo' iban a acudir 150 personas y no 500 como se había afirmado anteriormente en la prensa del país.

"Es un evento de Fabrica. No tiene relación con Neymar", expresaban en el comunicado. "Estará con su familia, con su hijo y su fisioterapeuta", agregaron haciendo referencia al día de Nochevieja. Estas palabras chocan con las publicadas por la empresa organizadora este lunes, que hacían alusión a un evento en la región de la Costa Verde, en el Estado de Río de Janeiro, que había sido atribuido a Neymar y del que incluso se habían filtrado nombres de la lista de invitados.

"El evento se desarrollará cumpliendo con todos los estándares de salud que determinen los organismos públicos. La empresa también aclara que el evento privado, con acceso exclusivo para invitados y sin venta de entradas, ocurre con todas las licencias de los organismos competentes necesarios para su realización", expresaron.

Brasil ha sido el segundo país más golpeado por la pandemia solo por detrás de Estados Unidos y fueron muchos los que alzaron la voz para cuestionar el evento supuestamente organizado por Neymar.