EEUU

El baloncestista Malik Beasley se declara culpable de un delito de amenazas violentas

El escolta de los Minnesota Timberwolves ha sido condenado por apuntar con un arma a una familia que se encontraba en las inmediaciones de su casa.

Actualizado a

Malik Beasley, jugador de 24 años de los Minnesota Timberwolves, no deja de empalmar escándalos. Después del revuelo que se organizó con la infidelidad que cometió con Larsa Pippen, de 46 años y ex del también baloncestista Scottie Pippen, ahora ha salido a la luz que el joven se ha declarado culpable de un delito grave de amenazas violentas por el que fue arrestado el pasado mes de septiembre.

La admisión de culpabilidad ha librado al escolta del cargo por posesión de drogas del que también estaba acusado. Su condena, que no superará los 120 días de cárcel o arresto domiciliario, no se pondrá en marcha hasta después de que acabe la temporada 2020-2021, lo que le permitirá seguir jugando en su equipo hasta entonces. Por otro lado, si completa adecuadamente el proceso de libertad condicional, su cargo será reducido a un delito menor.

El incidente que ha llevado a Beasley ante los juzgados tuvo lugar en la propiedad que el deportista posee en Plymouth. La policía local recibió una llamada en la que se pedía ayuda después de que el jugador apuntara con un arma a un matrimonio y su hija adolescente en las inmediaciones de su mansión.

Al parecer, la familia había detenido su coche frente a la puerta de Beasley, que salió entonces con un rifle de asalto en la mano y les instigó a que se marcharan. En el comunicado emitido por la policía, se señalaba que "mientras las víctimas se alejaban, se observó que el sospechoso sostenía el arma hasta el hombro y apuntaba a su vehículo".

Cuando las fuerzas de seguridad llegaron a la propiedad, Beasley, junto a otras dos personas, fue detenido tratando de huir del lugar en automóvil. Además, tras obtener una orden de registro de la casa, los oficiales encontraron una importante cantidad de marihuana y numerosas armas, una de ellas posteriormente confirmada como robada.

Beasley está viviendo una temporada agitada: al margen de sus problemas con la justicia, el baloncestista ha tenido que afrontar el divorcio de su mujer, Montana Yao, a raíz de su affaire con Pippen. El escolta y la exesposa del icono de los Chicago Bulls han formalizado, no obstante, su relación: el pasado noviembre fueron fotografiados de la mano en Miami y hace solo unos días fueron vistos muy acaramelados en Minnesota.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?