ENTREVISTAS

Ana Obregón, por primera vez tras la muerte de su hijo: "Es la entrevista más difícil"

La actriz ha querido hablar por primera vez para un medio seis meses después del fallecimiento de Álex Lequio y tras anunciarse que dará las campanadas en TVE.

ana obregon primera entrevista muerte hijo álex lequio hola desgarradora 48 horas hospital ultimos momentos fundacion campanadas suicidio

Han sido unos meses muy difíciles para la familia de Álex Lequio que tristemente despedía al joven empresario después de su larga lucha contra el cáncer. Su madre, Ana Obregón, ha sido la que más ha ejemplificado este dolor en sus redes sociales donde optó por desahogarse en el peor momento que puede vivir una madre. Seis meses después, a la exitosa actriz la hemos vuelto a ver sonreír y poco a poco recuperar algo de su vida, si es que puede hacerlo, razón por la cual ha concedido su primera entrevista tras esta fatídica pérdida.

Su entrevista más difícil

Ana Obregón ocupa la última portada de la revista ¡Hola! en la que se recogen los principales titulares de una entrevista realizada por Mamen Sánchez que ha dado mucho de sí. En ella, la intérprete ha reconocido que en las últimas semanas ha cambiado su manera de ver la vida, y que quiere seguir adelante: "Ya no me quiero ir porque quiero hacer cosas que Álex quería hacer y no pudo terminar. Quiero seguir su legado", admite sobre su vuelta a la televisión de una manera inmejorable.

Lo hará el próximo 31 de diciembre en la que siempre fue su casa, Televisión Española, y acompañada de una gran amiga suya como es Anne Igartiburu. Las campanadas de este año serán las más especiales de su vida y también las más difíciles, aunque qué mejor manera de rendirle homenaje a su hijo Álex que en la gran pantalla durante la noche más especial del año para despedir un 2020 que a todoso nos ha dejado un sabor claramente amargo.

"En este mundo hay dos tipos de personas: los que han perdido un hijo y los que no. No es dolor por autocompasión, me duele por él... Tenía 27 años y quería vivir [...] Esta va a ser la entrevista más difícil de mi vida. Hoy ha sido el primer día en seis meses que no he llorado todavía. Pero he leído que las lágrimas son sanadoras. Necesitaba estar sola, en silencio y llorar, porque el dolor si se evita, se magnifica. Yo no quiero hacerme más fuerte, he sido fuerte cuando Álex necesitaba agarrarme fuerte de mi mano, que nunca tembló. No es una depresión, para nada, pero se mezclan el dolor, la eternidad de la ausencia... Es así y hay que pasarlo", afirma sobre su fase actual. En su lucha por vivir con esta pérdida ha contado con el apoyo de Alessandro Lecquio, con el que está más conectado que nunca: "Alessandro y yo nunca hemos estado más unidos que ahora, porque compartimos un dolor que solo nosotros dos entendemos".

Su día a día, sin Álex Lequio

Ana Obregón también explica cómo es su día a día desde que su hijo Álex no está: "Voy todos los días al cementerio. Porque, en ese lugar, yo me siento todos los días y medito, y encuentro que él, aunque ya no esté, está más cerca y eso me consuela. Me arrepiento de tanto trabajo, de no haber estado más con él, de haber pasado más tiempo juntos de pequeño, por ejemplo. Porque eso es la vida. Dedicar tiempo y amor a las personas que quieres", añadió.

También explicó cómo fueron los últimos días al lado de su hijo y el momento más difícil, la despedida: "Hasta dos días antes de su muerte pensaba que iba a salir adelante. Estaba convencida. Hubo un momento en que se sentaron cinco médicos para decirme que ya no había nada que hacer. El lunes 11 de mayo los doctores me dijeron que ya, que no se podía hacer más. Tuve 48 horas para hacerme a la terrible idea de que mi niño se iba para siempre. La última noche se puso Alessandro a un lado de la cama y yo al otro. Le agarramos de la mano... y así se fue. Entonces, yo me quedé abrazada mucho tiempo a él. No sé cuánto, cinco horas o así, hasta que vinieron mis hermanas", relata.

Las muestras de cariño

Las redes sociales le han servido a la actriz para sentir el cariño de la gente, aunque muchas muestras llegaron por otros medios: "La primera llamada que tuvimos fue la del rey Juan Carlos. Y tras él, la reina Sofía. Me emocionaron mucho. Al llegar a España, los reyes Felipe y Letizia. Estoy muy agradecida. Ahora, poquito a poco, con el amor de la gente que me quiere, de mis amigos, mi familia, todo lo que recibo de España, la fuerza que me da Álex... este corazón roto se va a ir recomponiendo", reconoció.

Su próximo proyecto, la fundación Áless Lequio

Por último, en esta entrevista tan complicada para ella, también ha revelado que se encuentra centrada en su próximo proyecto: una fundación con el nombre de su hijo para investigar sobre el cáncer. "Él estaba ilusionadísimo. Lo hablábamos en el hospital, al final. Él me decía: 'Quiero que todo lo que tengo, todo lo que he ganado, vaya a la fundación'. Ya la estoy creando y la estoy registrando, es lo que me ha dado fuerzas para seguir viviendo", explicó antes de reconocer que pensó en quitarse la vida: "Lo he pensado hacer, me quería ir. No podía soportar el dolor ni la realidad y lo he estado pensando durante dos o tres meses".

De hecho, en las últimas horas la propia actriz ha querido ampliar la información sobre este proyecto en sus redes sociales, donde ha reconocido que todos los beneficios de la entrevista irán a parar "a la 'Fundación Áless Lequio' que estoy creando como era el deseo de mi hijo. Esta fundación tendrá como único objetivo la investigación del cáncer. En España mueren cada año 120.000 personas de cáncer, el doble que por la pandemia".

Precisamente sobre la pandemia y los esfuerzos que se están haciendo para dar con la vacuna también ha dicho que "se están invirtiendo miles de millones de euros en todo el mundo para la vacuna, ojalá se hiciera lo mismo para investigar el cáncer ya que es lo único que salvaría vidas. Desgraciadamente España es uno de los países que menos dinero invierte en sus presupuestos para la investigación del cáncer", señalaba mencionando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La actriz, concluyó su última publicación mandando un nuevo mensaje a su hijo: "Espero mi Áless seguir con tu legado solidario con esta fundación a la que dedicaré mi vida y poder aportar mi granito de arena. Continuarás brillando en la eternidad salvando vidas, la vida que a ti negaron".