FAMOSOS

Bertín Osborne y su complicada situación empresarial: bajan los beneficios y sube su deuda

El presentador del programa de 'Mi casa es la tuya', de Telecinco, se encuentra en un momento delicado financiero, y es que sus deudas están aumentando.

Bertín Osborne y su complicada situación económica: bajan los beneficios y sube su deuda
Sergio R Moreno GTRES

Bertín Osborne ha sabido aprovechar sus momentos en los escenarios como cantante y en los platós como presentador de televisión. Con 65 años ha obtenido gran reconocimiento y una más que notable popularidad en España y fuera del país.

En estos momentos, Osborne se encuentra presentando 'Mi casa es la tuya', un programa que emite Telecinco y en el que éste entrevista a una personalidad de cualquier ámbito. Según El Confidencial, Bertín consigue ganar cerca de 30.000 euros por cada programa.

Pero no solo dirige este programa, sino que Canal Sur también le ha concedido el honor de tener su propio espacio, llamado 'El show de Bertín', donde la productora gasta 85.000 euros por cada emisión, desconociéndose la cifra que gana el presentador.

Su carrera como empresario

Además de cantante y presentador, Bertín Osborne ha desempeñado la labor de empresario, y en un reportaje Jaleos del corazón ha tenido acceso a algunos datos del artista. En 2019, gracias a una red de sociedades, Bertín logró facturar más de 400.000 euros.

Pese a la facturación obtenida, el empresario sufrió una notable bajada en los ingresos durante los últimos dos años, y ello ha hecho que la deuda de varias de sus empresas aumentase en ese tiempo.

En el año 2009, Bertín fundó uno de sus mayores negocios, la empresa Corporativa Ecuanor S.L., que se dedicaba a la "creación de espectáculos y programaciones culturales y musicales", y que en 2019 registró unos ingresos de 238.305 euros, alejándose de los 1,5 millones que obtuvo en el año 2017 -reduciendo sus ingresos en hasta un 85%-.

Por suerte, la sociedad de Bertín sigue teniendo beneficios, alcanzando los 16.727 euros en el último año, aunque han sufrido una caída drástica, pues en 2017 acabó con casi medio millón de euros y en 2018 con 69.719 euros.

Un aumento en sus deudas

En los últimos años lo que sí ha aumentado han sido sus deudas, en más de 800.000 euros, y alcanzando unas cifras de 2,3 millones de euros. Además, el empresario deberá hacer frente este año a una deuda a corto plazo de 345.226 euros, habiéndola registrado en 2019.

Pese a lo que debe, el artista aun conserva en su empresa un patrimonio de casi 1,5 millones de euros y un activo de más de 4,3 millones de euros. Además, en inversiones financieras Bertín tiene más de 3,9 millones de euros.

Crooner 2016 S.L. es otra de las grandes compañías que tiene el empresario, y se fundó en el 2016 para gestionar los conciertos que realizó en su gira nacional con el disco de 'Yo debí enamorarme de tu madre'.

En 2018 registró unas pérdidas de casi 70.000 euros, pero en el último año logró remontar para acabar con un beneficio de 21.404 euros, gracias a los 222.603 euros facturados en el 2019. Sin embargo, las deudas de Crooner siguen estando situadas cerca de los 200.000 euros.

Las cuentas se mantienen en positivo

Pese a las fuertes bajadas en los ingresos de las dos grandes empresas que dirige Bertín Osborne, ambas cuentas han conseguido mantener sus números en positivo, sin registrar pérdidas. Además, el gran patrimonio que tiene en su haber le ayudará si necesita hacer frente a futuras situaciones de pérdidas.

Por otro lado, Bertín tiene también otras dos empresas en las que no registra actividad desde hace dos años, y son Bodegas conde de Donadio de Casasola S.L. y Bertín Osborne Intermediaciones S.L., sociedades donde el empresario ha acumulado deudas de más de 1,3 millones y 196.088 euros, respectivamente.

Imagen de Bertín Osborne.

Su lado más solidario

Bertín Osborne también ha demostrado ser solidario, y es que, junto a su mujer Fabiola Martínez, lideran la Fundación Bertín Osborne, que ayuda a más de 2.000 personas, volcándose con enfermedades como la parálisis cerebral, una enfermedad que sufre su hijo, Kike, y otras.

Además, la fundación ha querido dar un paso más, y ha lanzado una nueva iniciativa, poniendo a la venta un décimo de Navidad con fines solidarios, con el número 97.738 y bajo un lema que dice: "Pide un deseo, ¿y su cae el Gordo de Navidad?".