CASA REAL

Corinna confiesa cómo fue su primer encuentro con la reina Letizia

La empresaria alemana ha revelado en una entrevista el encuentro que tuvo en una gala con Felipe y Letizia, cuando ambos todavía eran los Príncipes de Asturias.

Corinna confiesa cómo fue su primer encuentro con la reina Letizia

Corinna Larsen continúa dando que hablar, ahora gracias a una entrevista en la revista francesa Paris Match en la que ha desvelado detalles de su relación con Juan Carlos I y de cómo fue el momento en el que conoció a la reina Letizia. Según su testimonio, conoció a la asturiana en el año 2007 durante la ceremonia de entrega de los prestigiosos Premios Laureus, cuando todavía era Princesa de Asturias.

"Felipe parecía avergonzado (según ella porque conocía el romance de su padre con ella), pero Letizia fue absolutamente encantadora", ha confesado. "Yo estaba con mi hijo, que entonces tenía cinco años, y cuando llegó el rey (Juan Carlos) le dio un abrazo. No estaba tratado de ocultar nada", dando a entender que todos los presentes conocían lo que ocurría entre ambos. Eso sí, ella defiende que nunca quiso acercarse demasiado a la familia porque la situación le resultaba incómoda.

La Familia Real, en los Premios Laureus 2006.

"Nunca traté de conocerlos realmente, me incomodaba. Evitaba tanto como era posible tener demasiado contacto con ellos", asegura. Pero en aquella cita también tuvo que lidiar con otro encuentro real: esta vez con la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. "Él había expresado el deseo de trabajar para la Fundación Laureus", recuerda, y a la hija del monarca la había conocido "muy brevemente" en Portugal.

En su relato, no obstante, existe un baile de fechas, puesto que los actuales reyes de España no acudieron a tal evento en 2007 sino un año antes. En aquella ocasión se celebró en Barcelona y también contó con la presencia de Cristina y Urdangarín.

Corinna, además de contar su primer encuentro con Letizia, ha obsequiado a la mencionada revista con unas fotografías de algunos momentos que vivió junto a Juan Carlos, como una barbacoa en la que el rey emérito aparece junto al hijo de la protagonista preparando una barbacoa en la famosa casa de El Pardo, cerca de La Zarzuela. Por si fuera poco, Larsen señala que Juan Carlos le confesó los dos culpables de que su reinado estuviera en peligro: "El primero está constituido por mi mujer (...), tiene prisa por poner a su hijo en el trono porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo está encarnado por Mariano Rajoy, que tiene como objetivo castrarme y debilitar la monarquía", explicó.