'EL HORMIGUERO'

Pablo Motos revela qué truco utilizó para tratar de librarse de hacer la mili

El presentador ha narrado a sus colaboradores del programa sus maniobras de entonces para escaquearse, y cómo acabó 'cazado' por el tribunal militar.

Pablo Motos revela qué truco utilizó para tratar de librarse de hacer la mili

Si 'El Hormiguero' continúa manteniendo su éxito inmutable tras tantos años de emisión es en gran parte porque Pablo Motos se ha convertido en todo un experto a la hora de cautivar a la audiencia. Más allá de las entrevistas a lo más granado de las celebrities de nuestro país y de la variedad de secciones y juegos de toda clase, el programa de Antena 3 también deja espacio a que el propio presentador y sus colaboradores compartan anécdotas y episodios curiosos del pasado que suelen ser muy celebrados por el público.

 Y ayer volvió a darse un ejemplo de cómo la narración de una buena historia es en ocasiones suficiente para producir entretenimiento de calidad, hasta en un medio tan visual como el televisivo. Y es que antes de recibir a los invitados del día, Malena Alterio y Gonzalo de Castro, Motos y sus tertulianos habituales (dícese Monaguillo, Marrón y Luis Piedrahita) pusieron sobre la mesa la siguiente pregunta: "¿Cuándo os han pillado en una mentira?".

Pablo Motos y sus colaboradores en 'El Hormiguero'.

La cuestión dio pie a confesiones pintorescas de todo tipo: Piedrahita recordó cómo su madre le pilló haciendo helados sin permiso, lo que de alguna manera acabó con él pegado al congelador... ¡con la lengua! Marrón tiró de un clásico como son las notas escolares, y El Monaguillo afirmó haber engañado a sus compañeros de clase con la nacionalidad de su padre (inventándose que este era americano). Pero sin lugar a dudas, fue la anécdota de Pablo Motos la más surrealista y divertida de todas.

El presentador parecía tener muy claro desde el principio cuál había sido su peor experiencia con las mentiras. Y no es para menos, porque involucraba algo muy serio: el servicio militar obligatorio. Y es que, según contó ante las risas de los colaboradores, fue cazado tratando de librarse de la mili. "La historia empieza cuando mi padre entró en mi habitación cuando hacían el sorteo y me dijo que me había librado", explicó, antes de añadir: "Luego rectificó porque lo había leído mal y me dijo que me iba a Ceuta".

El valenciano relató que al llegar a su destino, quedó horrorizado ante lo que le esperaba y empezó a darle vueltas a la idea de tratar de escaquearse, recibiendo de por medio los 'consejos' de varios compañeros de infortunio que también estaban intentando librarse del servicio. Uno de ellos, como rememoró, "se iba a ir haciéndose el loco. Y empezó a hacer como si llevara una moto y lo encerraron y castigaron".

Finalmente, Motos optó por "exagerar" el asma que padece. "Empecé a ir al médico, y antes de entrar, cogía un puñado de arena para que vieran que no podía hacer ni maniobras ni nada. Me la comía". Sin embargo, las cosas no acabaron ni mucho menos bien: "El día que fui a pasar el tribunal militar me vine arriba. Decidí coger un buen puñado de arena en la boca, pero según la cogí, uno del tribunal me agarró del hombro, me pilló y me metieron en el calabozo".

El castigo por su fallida tetra, además, no fue poca cosa. Y es que el presentador acabó integrado en una unidad especial, en la que, entre otras cosas, "salíamos con una mochila de piedras por la noche para hacer 20 kilómetros, hacíamos un agujero y lo tapábamos...". "Todo por idiota", concluyó tras lograr desatar las carcajadas del público y de sus compañeros de mesa.