REDES SOCIALES

Una influencer comparte por error un vídeo criticando a una marca para la que trabaja

Marta Pombo, hermana de la conocida María Pombo, ha desencadenado gran revuelo en las redes sociales tras sufrir un involuntario despiste.

Una influencer comparte por error un vídeo criticando a una marca para la que trabaja

La figura de los influencers continúa levantando todo tipo de debates y discusiones acaloradas en nuestra sociedad. Tan admirados como detestados, lo cierto es que los reyes de las redes sociales están a estas alturas más que acostumbrados a las críticas por la forma que tienen de ganarse la vida, y cuyos beneficios, en aquellos que cosechan cantidades ingentes de seguidores, pueden dejar a más de uno de piedra.

Sin embargo, ser una persona pública en quién las marcas confían y de quién miles de personas están pendientes a diario, significa también que los deslices se pagan caros. Y eso es lo que le ha pasado a Marta Pombo, hermana mayor de la conocida María Pombo y también influencer con una notable cantidad de followers en Instagram (más de 381.000). Los suficientes, de hecho, como para tener ya algunos contratos publicitarios con firmas que se encarga de promocionar desde su perfil. Sin embargo, su última labor al respecto ha venido acompañada de una circunstancia bastante insólita.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marta Pombo (@mpombor) el

Y es que la joven subió varios stories en los que aparecía cocinando unas tortitas de la marca de comida saludable Foodspring y recomendándoselas con entusiasmo a sus seguidores. "La masa está muy, muy buena", aseguraba Pombo en estas promos mientras se afanaba en la cocina. Hasta aquí todo bien. El problema ha sido que tras postear estos clips, la influencer subió a la vez, sin darse cuenta, otro vídeo destinado solo a sus amigos y en el que su discurso sobre las tortitas cambiaba considerablemente.

En estas imágenes, que en seguida han comenzado a viralizarse, Pombo aparece con un filtro en la frente que reza: "Emosido engañado", y confiesa lo siguiente: "A vosotros os debo la verdad y nada más que la verdad. No podía decir que las tortitas sabían a dieta. Hay gente que le gustarán pero a mí no, pero no podía dejar así a la marca, ¿me entendéis? Tenía que decir algo positivo".

El choque entre sus palabras públicas y 'privadas' ha conseguido crear un pequeño revuelo en las redes sociales, donde muchos usuarios se han tomado a risa la comprometedora equivocación de la joven, compartiendo bromas y memes muy humorísticos o sacando a relucir su habitual mala baba.

Otros, sin embargo, se han mostrado más severos y han señalado la hipocresía de Pombo, extrapolándola al resto de influencers, arguyendo que son unos "vendidos" y que no dudan en tracionar o mentir a sus seguidores simplemente por dinero. La protagonista de todo el episodio, por otro lado, borró al poco de subirlo el vídeo de la polémica, además de todos los stories de las tortitas.