PREMIER LEAGUE

La esposa de Crouch le echa de casa por un tatuaje de sí mismo haciendo el robot

El exfutbolista realizó una broma en su podcast y enfadó a su mujer, Abbey Clancy, por culpa de un tatuaje falso: "Si es tu brazo, no vengas a casa".

La esposa de Crouch le echa de casa por un tatuaje de sí mismo haciendo el robot

Peter Crouch, que anunció su retirada el pasado mes de julio, ha sido uno de los futbolistas que ha contado con mejor reputación y que se ha ganado el cariño de las diferentes hinchadas de la Premier League durante los últimos años. Su cuerpo espigado y sus particulares celebraciones de gol, especialmente la del robot, le han permitido instalar un bonito recuerdo en los aficionados al fútbol inglés mientras encamina su carrera a otros ámbitos deportivos.

El jugador dispone de un podcast en BBC Sounds y para celebrar la vuelta de su programa ha querido gastarle una pequeña broma a su esposa, Abbey Clancy. Crouch se hizo un tatuaje falso de la famosa celebración que hizo por primera vez en Hungría en 2006 con el mensaje 'Back Stronger' (De vuelta más fuerte), "posiblemente el peor tatuaje que alguien haya visto", como él mismo lo describió. Pero el futbolista ya sabía lo que se avecinaba antes de contactar con la modelo de 33 años a través de FaceTime: "Se va a poner furiosa, espero que lo haga", anticipaba.

El comienzo de la llamada hacía presagiar lo peor: "Acabo de hacer algo. Prométeme que no te vas a enfadar...", espetaba Crouch visiblemente nervioso mientras conducía su teléfono hacía el dibujo. "Espero que estés bromeando, Pete... ¿Quién es esa persona? Pareces unos 25 kilos más gordo. Te verás como un idiota en la playa, así que eso depende de ti. Si eso está en tu brazo, no vengas a casa", fueron las palabras de una Abbey que posteriormente colgó ante las carcajadas de Crouch y de su equipo.

Durante la conversación, el inglés quiso excusarse asegurando que sus "dos cosas favoritas en el mundo son el podcast y el robot", por lo que pensó que "sería divertido". No obstante, instantes después Crouch llamó de nuevo a su esposa para explicarle la verdad: "La verdad es que no tengo un tatuaje. Es falso. Mira, se va", le contó. "No creo ni que David Beckham pueda llevar los tatuajes", espetó de manera divertida Clancy.

Los secretos de Peter Crouch

El futbolista ha ido desvelando poco a poco algunos de los detalles más desconocidos de su trayectoria, como la ocasión en que su esposa le llamó diez minutos antes de un partido preocupada por dónde estaba o la cerveza que siempre toma después de un partido porque si no lo hace para él "es imposible dormir porque hay mucha adrenalina". En otra ocasión, fue Abbey la que reveló la historia de los pantalones de la suerte de su marido, una prenda que le regaló durante una mala racha con el Liverpool. Según ella, desde el momento que se los puso no paró de marcar goles.