Redes Sociales

Sara Sálamo responde enfadada a una seguidora en Instagram

La actriz se ha mostrado bastante cabreada ante el comentario de una internauta: "No me interesa público así en mis redes".

Alex del Río Seguir

La actriz Sara Sálamo ha mostrado su malestar ante una seguidora suya debido a una serie de declaraciones tras una publicación de Sara en la que aparecía una mujer amamantando a su hijo. La intérprete es una férrea defensora de los derechos de la mujer y en múltiples ocasiones ha subido distintas fotos junto a su hijo en las redes sociales.

Todo empezó cuando la canaria subió una publicación de Adidas en su historia en Instagram, en dicha publicación aparece una mujer amamantando a su hijo vestida con ropa de deporte. La foto venía acompañada de un comentario de Sara en el que ponía lo siguiente: Maravilla.

Tras subir esta imagen, la actriz ha publicado un pantallazo en el que hemos podido ver uno de los mensajes por los que ha terminado saltando. Una usuaria había contestado a la publicación de la mujer y el bebé con el siguiente comentario: “Que vergüenza”. Aparte de este comentario, hemos podido observar otros que rezaban lo siguiente: “Viva Vox” o “Negocios”.

La intérprete harta de los continuos y reiterados mensajes, decidió hacerlos públicos subiendo una captura de pantalla acompañada junto al siguiente texto: “el otro día me preguntaron en una entrevista acerca de cosas como estas... Yo respondí que actúo rápido y veloz: ¡BLOQUEADA! No me interesa público así en mis redes”.

Además, en la misma publicación hemos visto como Sara había contestado al último de sus mensajes: “¡Pero si en tu Instagram llevas las tetas por fuera todo el tiempo! ¿Y te da vergüenza que alguien se las saque para dar de comer a su bebé? Vergüenza me da que me siga gente como tú”.

No es la primera vez que la actriz Sara Sálamo contesta a comentarios desafortunados a través de las redes sociales. El pasado mes de agosto un seguidor le preguntó si llevaba “siliconas “ y la interprete no dudo en contestarle diciendo lo siguiente: “No, tengo un bebé recién nacido”.