Tribunales

La Audiencia de Madrid ratifica la condena a Miki Nadal por vejar a Carola Escámez

El colaborador de 'Zapeando' estaba acusado de decirle expresiones como "zorra", "apestosa", "patética" o "te vas a follar con cualquiera".

La Audiencia de Madrid ratifica la condena a Miki Nadal por vejar a Carola Escámez

El pasado mes de junio salía a la luz la noticia de que Miki Nadal y su esposa, Carola Escámez, habían puesto punto final a su relación después de que se casaran en 2014 y con una hija en común, Carmela, de tan solo cuatro años. Unas semanas antes, se había desvelado la sentencia que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Madrid había dictaminado contra el colaborador de 'Zapeando' por vejaciones leves a su esposa, aunque el humorista decidió recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Este último órgano ha ratificado ahora la sentencia contra Nadal entendiendo que la manera en la que este se dirigió a su esposa en diferentes discusiones de pareja en su domicilio conyugal, supone una causa de delito de vejaciones leves, condenándole a una pena de 20 días de trabajos sociales. En el mismo fallo le han denegado a la deportista la orden de protección que sus abogados habían solicitado.

Miki Nadal a su llegada al Juzgado de Violencia contra la Mujer de Madrid.

Los hechos se remontan a unas peleas que tuvieron lugar los días 26 de abril, 3 y 8 de mayo de este mismo año. Miki, enfadado por la supuesta infidelidad de la campeona olímpica de tiro al vuelo, la ataca en los siguientes términos: "Apestosa", "payasa", "eres un montón de mierda", "patética", "zorra" y "te vas a follar con cualquiera". Dichas expresiones fueron grabadas por el teléfono móvil de Escámez y expuestas en el juicio oral, motivo suficiente para la Audiencia de Madrid que basándose en el Código Penal, castiga a Nadal por maltratar a su esposa "haciéndola sentirse humillada".

En el juicio, Miki Nadal intentó defenderse alegando que era una reacción propia del momento en el que había descubierto "la infidelidad de su mujer", y no negó que efectivamente era su voz la que sonaba en las grabaciones. La tensión y la dificultad de entablar una conversación con el divorcio en el horizonte, fueron los motivos que defendió nuevamente el cómico en su recurso, incluyendo además el temor de que la denuncia de Escámez formara parte de una estrategia para conseguir un mejor trato ante la inminente separación.

La Audiencia de Madrid ha desestimado estos argumentos y ha ratificado la sentencia dictaminada el pasado mes de mayo. Y es que la relación entre ambos cambió de forma radical cuando perdieron al bebé que esperaban. La campeona olímpica sufrió depresión y en 2017 comenzaron a hacerse públicos los problemas de la pareja. En este escenario se hicieron constantes las peleas entre Nadal y su familia política, que nunca aceptó al colaborador de 'Zapeando'. Especialmente Carmen Escámez, suegra de Nadal, que le denunció alegando que no le dejaba ver a su nieta Carmela.