EN 'SÁBADO DELUXE'

Miriam Sánchez se confiesa sobre el infierno que ha vivido en los últimos tiempos

La exmujer de Pipi Estrada ha concedido una dura entrevista en la que ha relatado las muchas adicciones y trastornos que ha tenido que superar estos años.

Miriam Sánchez se confiesa sobre el infierno que ha vivido en los últimos tiempos

La exactriz porno Miriam Sánchez (conocida entonces como Lucía Lapiedra) ha vivido una última etapa vital bastante alejada de los platós de televisión y el foco público. Tras decidir aparcar un tiempo sus apariciones en la pequeña pantalla para centrarse en el teatro, la que fuera pareja de Pipi Estrada durante más de un lustro volvió a saltar a la primera plana este verano gracias a sus transformaciones físicas y su paso por el quirófano. Y ahora, la ganadora de 'Supervivientes 2008' ha retornado al prime time de mano de Telecinco y 'Sábado Deluxe'.

Sánchez acudió como invitada al programa que presenta María Patiño para conceder una entrevista sincera y en gran parte desgarradora, en la que ha ido desvelando el calvario que ha experimentado los últimos años debido a sus problemas con las drogas, las depresiones, los conflictos familiares y románticos o sus oscilaciones de peso. La ex asesora del amor en 'Mujeres Y Hombres Y Viceversa' no pareció dejarse nada en el tintero, llegando a confesar que si sigue viva a día de hoy, es gracias a su "genética". Y si bien ha reconocido estar ya renovada, lo cierto es que su periplo existencial parece haber sido realmente difícil de superar.

Depresiones y adicciones

La exactriz coloca el comienzo de su crisis en 2015, cuando se vio inmersa en una primera depresión que la llevó a no querer "salir a la calle ni estar con mi familia". Miriam ni si quiera cogía el teléfono, había mañanas que apenas podía levantarse y se vio forzada a cancelar muchos trabajos. Entonces su ánimo estaba tan bajo que de haberse encontrado entonces en un periodo de consumo de drogas, como ella misma ha manifestado, habría acabado "en otro barrio".

Y es que sus múltiples adicciones también han contribuido en el pasado a deteriorar en gran medida su salud. Miriam se ha referido tanto al alcohol y la cocaína como a los ansiolíticos. "He estado a punto de hacer muchas tonterías", ha manifestado durante la entrevista, añadiendo también que había sufrido "un par de sustos" por sus coqueteos con este tipo de sustancias. La situación era tal que se vio obligada a asistir a terapia durante ocho años.

Trastornos alimenticios y relaciones tóxicas

Por otro lado, también ha sido muy sincera con respecto a los trastornos alimenticios que padeció, y que fueron en paralelo a una relación sentimental muy poco saludable. "Mi expareja me obligaba a hacer ayunos de tres días. Me quería ver muy delgada y no me dejaba comer", ha relatado Miriam, que se estuvo sometiendo a dietas estrictas y una ingente cantidad de ejercicio físico, y que acabó pesando tan solo 45 kilos.

Pero la problemática no había hecho más que empezar: "cuando quise terminar con él me daba atracones de comida y lo vomitaba, porque sé que no le gustaba, por eso caí en la bulimia". Sánchez pudo salir finalmente de ese infierno ("Me rapé la cabeza al cero, me empecé a tatuar y empecé a comer”), pero fue entonces cuando comenzó a comer de más debido a la ansiedad, y acabó cogiendo mucho peso: "Yo siempre he pesado 50 kilos y llegué a pesar entre 64 y 66", ha querido especificar.

Familia y problemas económicos

La nula relación con su madre llevó ayer a uno de los momentos más tristes del paso de la exactriz por el programa, cuando, muy emocionada y sin poder contener las lágrimas, quiso mandar un mensaje a su progenitora: "Si alguien conoce a mi madre me gustaría que le dijese que se intentase acercar". Miriam reconoció que a ella le da miedo el rechazo y se encuentra en un momento muy sensible, pero invitó a su madre a recuperar el contacto: "Son muchos años pero si quieres venir a mí aquí estoy. Te quiero mucho".

Por útimo, con respecto a sus rumoreados problemas económicos, que le llevaron a subastar por Internet sus implantes mamarios, Miriam también quiso aclarar ayer en 'Deluxe' la situación, afirmando que no está arruinada pero que tampoco le "sobra el dinero". La ex asesora del amor especificó además que en su día invirtió en unos pisos y ahora vive del alquiler que saca de ellos y de algunos ahorros. En cuanto a su posible regreso a la televisión, la puerta no la ha cerrado del todo, pero sí está segura de querer ir poco a poco: "De 'Gran Hermano VIP' me hicieron una llamada pero no me veo preparada", apuntó.