SOLIDARIO

Claudio Bravo compró cuatro casas a familias afectadas por los incendios de Chile

El guardameta chileno tuvo este precioso gesto después de que un niño afectado por esta tragedia le pidiera su camiseta.

El futbolista Claudio Bravo durante un entrenamiento con el Manchester City en la pretemporada 2019. FOTO: ANTHONY WALLACE/AFP
ANTHONY WALLACE AFP

En febrero de 2017, solo unas semanas después de que Chile sufriera una ola de incendios forestales sin precedentes que azotaron a gran parte del país y dejaron a miles de familias sin sus casas, el futbolista chileno Claudio Bravo (36) dejó claro que quería ayudar a los damnificados de una de las zonas afectadas, la localidad de Los Aromos en Santa Olga.

Lo hizo a través de Instagram, el medio que utilizó para criticar a las autoridades por las dificultades que les estaba poniendo para prestar ayuda. "Queremos entregarles un hogar a esas personas que perdieron todo. Lamentablemente el alcalde de Constitución y sus colaboradores nos impiden seguir ayudando a quienes más lo necesitan en estos momentos", declaró entonces.

Ahora, más de dos años después de esta tragedia, ha salido a la luz que el guardameta del Manchester City consiguió su objetivo con al menos cuatro familias a las que compró unas casas para que tuvieran así un nuevo hogar.

Un niño le pidió su camiseta… y Claudio Bravo compró una casa a su familia y a tres más

Este precioso gesto lo ha destapado el medio chileno 'La Cuarta' entrevistando a uno de los dueños de estas casas, Miguel Millanguir, el abuelo de un niño de 9 años llamado Camilo que fue el que lo desencadenó.

"Entrevistaron a mi nieto cuando fue el incendio y él contó que le gustaría tener la camiseta de Claudio Bravo. Luego él lo contactó y le dijo que le iba a regalar su camiseta y, además, una casa", recuerda Miguel.

Claudio Bravo cumplió su palabra y su generosidad alcanzó a otras tres familias que estaban en su misma situación.

"Yo me vi derrotado. Sentía que no nos tocaría casa y estaba viendo cómo me las iba a arreglar, cuando nos llegó esta ayuda del cielo", ha señalado Miguel, de 59 años e inspector en un colegio.

Miguel también ha contado que la mujer del exbarcelonista, Carla Pardo, también visitó a las familias después de la compra de las casas y tuvo otro detalle con ellos: "Vino Carla Pardo después con sus hijos a visitarnos y vernos cómo estábamos. Fue muy gentil y amable. Incluso, después invitaron a mi nieto con su padre a un partido al Estadio Nacional".

Ver esta publicación en Instagram

Disfrutando de la noche!!! 🏆🥇🍾🎉🎊❤️😘😍💕🥂

Una publicación compartida de 🇨🇱 Claudio Bravo (@claudiobravo1) el

Esta ayuda desinteresada de Claudio Bravo a sus compatriotas no se había conocido hasta ahora y se ha convertido en noticia en los medios internacionales desatando igualmente una lluvia de elogios hacia el guardameta.