ALARGA SUS VACACIONES

Djokovic cambia la raqueta por las playas de Costa del Sol

El tenista ha sido captado disfrutando de Marbella en familia poco después de anunciar que finalmente no participará en el Masters 1.000 de Canadá.

Djokovic cambia la raqueta por las playas de Costa del Sol

Novak Djokovic ha tenido un mes de julio tan intenso como boyante: el serbio se hizo hace poco más de dos semanas con su Grand Slam número 16 al alzarse campeón de Wimbledon tras derrotar a Roger Federer en la final más larga de la historia del torneo. Y tras su intensa actuación sobre los céspedes ingleses y anunciar que finalmente no jugará en Montreal, como tenía previsto, el tenista ha decidido parar un poco el ritmo y venir a disfrutar del sol y la costa del sur de España junto a su familia y amigos.

El número 1 del ranquin ATP ha sido fotografiado hoy en Marbella, destino vacacional bastante habitual del deportista, en compañía de su compañera de vida desde el instituto, y esposa desde hace un lustro, Jelena, y sus dos hijos pequeños, Tara y Stefan. Otros miembros del círculo más íntimo del tenista también se encuentran disfrutando junto a ellos de esta escapada a Costa del Sol, tal y como dejó ver el propio Djokovic hace unos días al compartir una foto del cumpleaños de su hermano menor, Djordje, en una cena a la que asistió también el futbolista Fernando Llorente.

Y hoy el tenista se h decantado por una jornada de playa durante la que ha optado por divertirse con un amigo en una canoa de kayak antes de dedicarse a hacer una serie de estiramientos en la arena y pegarse un baño junto a sus pequeños. Djokovic aparece muy relajado en las imágenes, disfrutando del buen tiempo en familia y de paso, poniendo fin a las especulaciones que hablaban de una crisis en su matrimonio después de que su esposa no estuviera presente en las gradas de Wimbledon.

Entonces el serbio justificó la ausencia de su mujer aludiendo a la corta edad de la benjamina de ambos, Tara, de solo un año de edad. Pero esto se acabó sumando a los diversos rumores de infidelidad que han perseguido al tenista en los últimos años, durante los cuales se le ha relacionado con la actriz de Bollywood Deepika Padukone o la cantante Natasa Bekvalac. Y las declaraciones del legendario extenista y actualmente (polémico) comentarista John McEnroe, en las que le comparó con Tiger Woods refiriéndose a sus líos de faldas con las mujeres, solo vinieron a echar más leña al fuego.

Pero hoy Djokovic no ha podido mostrar una imagen familiar más idílica en Marbella. Y por otro lado, ahora el tenista puede disfrutar de su merecido descanso y del amor de los suyos sin preocuparse por los tiempos de su agenda profesional. Fue solo el pasado jueves cuando anunció su retirada del Masters 1000 de Canadá, que dará su pistoletazo de salida el 3 de agosto, con un comunicado en el que manifestaba que, apoyado por su equipo, había optado por alargar su recuperación antes de volver al circuito de competición.