MAD COOL 2019

Rosalía enciende el Mad Cool y Bring Me The Horizon lo incendia

El festival madrileño comienza por todo lo alto con la Welcome Party. 40.000 personas disfrutan en Valdebebas con Rosalía, Lykke Li y Bring Me The Horizon

Actualizado a

Mad Cool Festival ha arrancado oficialmente, y lo ha hecho por todo lo alto. 40.000 personas disfrutaron de la Welcome Party del miércoles, en la que Rosalía era el gran reclamo de la jornada. La catalana se presentaba en Madrid por primera vez tras el lanzamiento de "El Mal Querer" y se graduó por todo lo alto en la capital.

El recinto IFEMA - Valdebebas abrió sus puertas a las 17:00, y durante más de cuatro horas, varios grupos fueron calentando el ambiente, que en esta ocasión fue de total normalidad. Los accesos fueron rápidos, las barras estaban bien cubiertas, todas las atracciones extra musicales estaban donde debían estar y el sonido estaba a punto.

La iniciativa del festival de separar esta jornada del resto del abono cumplió con su cometido, que era el de congregar a un público más joven que quizás no está tan familiarizado con los grandes festivales (y con el precio de un abono), pero que estaba ansioso por encontrar lugares icónicos para compartir fotos en redes sociales y poder disfrutar y ser la envidia de sus contactos asistiendo al concierto de Rosalía. En resumen, una buena cifra de asistentes y otra no menos desdeñable cifra de smartphones haciendo fotografías y vídeos. Una original pista de coches de choque que por la noche se convierte en una pista de baile, la noria o la escultura de la mano atrajeron a los miles de asistentes como si de otro escenario más del Mad Cool se tratara.

Rosalía se consagra en Madrid

Poco más tarde de las 21:00, todo el ajetreo se paró para escuchar, como si de una misa se tratara, a Rosalía, y de repente, con "Pienso en tu mirá", se produjo el delirio. 

Tras arrancar con uno de sus grandes hits, la cantante catalana ofreció una primera parte de concierto basada en temas más cercanos al flamenco.

Escoltada por un equipo de bailarinas perfectamente coreografiadas, con unos visuales perfectos, un vestuario llamativo y sus uñas como sello de identidad, todo nos hace ver a una superestrella de la música a nivel global que al mismo tiempo se aleja de la imagen de producto y mantiene y defiende su propia esencia. Si no tuviera nada de lo mencionado anteriormente, solo con su voz sería capaz de conseguir el mismo efecto. Y así lo demostró en esta primera parte, donde cantó varias canciones 'a capela'. Además, hay que agradecerle a Rosalía el favor que le está haciendo al flamenco patrio, dándolo a conocer entre las nuevas generaciones. Ayer, Remedios Amaya y Parrita tuvieron su espacio dentro del setlist.

"¡Madrid, gracias por tenernos, nos hace mucha ilusión estar aquí!", pregonaba la cantante con una amplia sonrisa en la cara, mientras el público enloquecía con cada uno de los temas que iban sonando.

Para el broche final, Rosalía se guardó algunas de sus canciones de "Brillo", "Con Altura" y "Aute Cuture" y cerró con el himno "Malamente", para certificar en su primera presencia en Madrid, un éxito sobresaliente.

Lykke Li ofrece un recital sobrio

Tras la exaltación, llegó Lykke Li, con una puesta en escena mucho más sobria. La cantante sueca no era tan conocida entre los asistentes a la Welcome Party, y eso se notó en la tranquilidad con la que la gente disfrutó del concierto. Solo su cierre, con "Sex money feelings die", y, sobre todo, con "I Follow Rivers", consiguió levantar al público y hacerlo vibrar

Bring Me The Horizon incendia el Mad Cool con su cierre

Cuando llegó el turno de los británicos Bring Me The Horizon, gran parte del público ya había abandonado el recinto. El hecho de que fuera miércoles y el amplio desconocimiento entre muchos de los asistentes que habían acudido a la llamada de Rosalía, hizo que algunos se perdieran el espectacular show de los de Sheffield.

Fuego, guitarras potentes, visuales y un Oliver Sykes enchufado desataron la locura del público desde que sonaron los primeros acordes de "Mantra". La purpurina, los modelos de pasarela festivalera y los instagramers se retiraron del escenario Mad Cool para dejar espacio a los pogos y brincos al ritmo de cada uno de los temas cargados de guitarras, que retumbaban a través de los altavoces. Si había alguna duda con el sonido del festival, los británicos la disiparon exprimiendo al máximo las posibilidades del equipo del escenario principal.

El público y la banda se retroalimentaron mutuamente hasta crear un show en el que los británicos dieron el 100%, con constantes guiños a Madrid y a los fans entre los acordes de "Medicine", "Shadow Moses" o "Mother Tongue".

Cierre de Bring Me The Horizon en el Mad Cool
Ampliar
Cierre de Bring Me The Horizon en el Mad Cool

Para el tramo final, en donde se había desatado la locura, y Sykes se sentía tan en su salsa que se permitió el lujo de acceder hasta el front stage VIP para hacerse con una copa y bebérsela, "Follow You", "Drown" y "Throne", pusieron un cierre apoteósico a la jornada inaugural del Mad Cool.

Un aperitivo perfecto para el menú de tres días que nos espera.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?