TEATRO

Muere el actor Arturo Fernández a los 90 años de edad

Leyenda de la escena española, el intérprete llevaba días ingresado en el hospital por problemas de estómago.

Muere el actor Arturo Fernández a los 90 años de edad
Jean Pierre Ledos Compañía Arturo Fernández

El mundo de las artes escénicas se ha despertado hoy con una triste noticia: la muerte de Arturo Fernández, toda una institución del teatro español y muy conocido por sus papeles de galán empedernido. El intérprete asturiano falleció la pasada noche en un hospital madrileño, donde ingresó por dolencias estomacales. En abril se le detectó un cáncer que no ha podido superar. La información fue confirmada por su mujer esta misma mañana a medios como Cope o La Nueva España. Tenía 90 años de edad.

Fernández apenas dejó de trabajar a lo largo de su dilatada y longeva carrera sobre las tablas, en el cine y en la televisión. De hecho, hasta el pasado abril siguió cumpliendo sus compromisos profesionales al más alto nivel pues tuvo en cartel durante varias temporadas la obra cómica 'Alta Seducción', en la que también ejercía las funciones de director y productor, y que interpretaba de mano de Carmen del Valle.

Pero los problemas de salud del actor fueron cada vez más patentes en los últimos meses: Fernández sufrió una caída en mayo que le obligó a ser ingresado, y sus complicaciones de estómago llevaban ya tiempo produciéndole fuertes molestias, lo que le había llevado a visitar en varias ocasiones el hospital y pasar por el quirófano. De hecho, tuvo que cancelar algunas funciones de 'Alta Seducción' por este motivo mientras giraba con ella por España.

Una carrera de casi siete décadas

Fernández, que provenía de una familia humilde, comenzó como figurante a comienzos de los 50 para sacarse algún dinero, y debutaría al poco con pequeños papeles en varias cintas de Rafael Gil. Su primer contacto con el teatro llegó de mano del Teatro de Cámara y Ensayo de Modesto Higueras, y desde entonces, su presencia en el cine se disparó y fue gestándose una amplia y popular filmografía que nunca dejó de compaginar con el trabajo escénico, con el que representó piezas como 'Dulce pájaro de juventud', 'La chica del asiento de atrás' o 'La segunda oportunidad'. Aunque también trabajó el drama, su género favorito fue siempre la comedia romántica.

Y es que su labor interpretativa estuvo siempre asociada al arquetipo de seductor elegante pero algo canalla y descarado, papel que explotó hasta la saciedad a lo largo de su más de medio siglo de carrera. Fuera del ámbito profesional, también fueron muy sonadas sus opiniones políticas férreas, de carácter conservador.

La despedida de un artista consagrado

El velatorio del actor tendrá lugar esta tarde en el tanatorio de La Paz, en Tres Cantos. Y mañana será en su tierra, Gijón, donde se instalará la capilla ardiente, concretamente en el Teatro Jovellanos. Además, su localidad natal, que le nombró hijo predilecto, ha decretado tres días de luto oficial.

Con su muerte, las artes escénicas españolas pierden una figura querida y de gran importancia. Los reconocimientos y múltiples premios que obtuvo Fernández por su trayectoria artística dan fe de una vida dedicada con intensidad y pasión a los personajes que creó y con los que hizo embelesar a públicos enteros generación tras generación.