MASTERCHEF 7

El exfutbolista Aleix, ganador de 'MasterChef'

El ahora pescadero catalán se convierte a los 26 años en el séptimo ganador del talent culinario de RTVE.

El exfutbolista Aleix, ganador de 'MasterChef'
RTVE

'MasterChef' ha llegado al final en su séptima edición. El programa de RTVE tuvo ayer su gran desenlace y conoció al nombre de su nuevo ganador. Aleix Puig, el pescadero y exfutbolista catalán de 26 años logró imponerse en la final y salir victorioso gracias a su reinterpretación de la cocina catalana más clásica. Puig consiguió vencer a la otra finalista de la edición, la gallega Teresa Abalde, concursante de 45 años y que también apostó por sabores de su tierra.

Con la victoria, Puig se alza con el suculento premio que otorga 'MasterChef' y en el que imperan los 100.000 euros que se otorgan al ganador. Además, y como viene siendo habitual, también tendrá la posibilidad de publicar su propio libro de recetas y un curso de formación en el prestigioso Basque Culinary.

La victoria, además de los premios, permitirán al catalán la posibilidad de dar un cambio a su vida. A su edad, Puig, nacido en Manresa y exfutbolista, se presentó a 'MasterChef' con la idea de intentar por última vez alcanzar su sueño de convertirse en chef. Para ello, Puig tuvo que dejar de forma momentánea su trabajo en la pescadería en la que trabajaba y ponerse a los fogones, algo que finalmente le ha llevado a convertirse en el séptimo nombre que gana el concurso culinario de RTVE en una edición que se ha visto cargada de polémicas y en la que muchos han calificado como una de las de peor nivel.

Para alzarse con el premio, Puig tuvo que superar un último programa lleno de retos. El ganador no fue el primer nombre en pasar a la final de forma directa. Sí lo hizo Abalde después de que se impusiera en la prueba en la que tuvieron que replicar un plato del chef Dabiz Muñoz. Puig tuvo que someterse, junto a Aitana y Valentín (los otros dos nombres que habían llegado al último programa) a la segunda prueba de la noche; cocinar un menú creado por Quique Dacosta que llevó a Puig a la final en la que finalmente se impondría a su contrincante.