CURIOSO HOMENAJE

La singular estatua de David Beckham en un templo budista

La figura del célebre exfutbolista, grabada en oro, está incrustada en el altar que aloja un santuario de Tailandia.

La singular estatua de David Beckham en un templo budista

La idolatría de algunos fans con respecto a las celebrities que admiran puede llegar a límites insospechados. Y una de las formas canónicas de rendir tributo a las estrellas aupadas por el colectivo social es a través de la escultura, un arte que ha ido intrínsecamente asociado a lo largo de toda la historia de la humanidad con los ritos de adoración a los dioses.

Unos dioses que, a día de hoy, no están exclusivamente ceñidos a un origen religioso o mitológico, si no que pueden tomar el rostro de personas reales de carne y hueso. O al menos, esto es lo que puede deducirse del santuario tailandés que desde hace décadas ostenta en la decoración de su altar una estatua dorada que representa al exjugador británico David Beckham.

El templo en particular se encuentra en un barrio de la capital del país, Bangkok, y lleva el nombre de Wat Pariwas. Su interior contiene tres enormes figuras de Buda y una elaborada ornamentación en oro. Pero lo más curioso es que la réplica de Beckham se encuentra anexionada al propio altar del lugar, junto a otra serie de figuras en hilera que representan a guardianes garudas, semidioses budistas con aspecto de ave. El futbolista y sus "compañeros" de altar están esculpidos de tal forma que parecen levantar la propia estructura sobre sus hombros.

El diario 'The Sun' ha rescatado la existencia de esta exótica obra recordando que en realidad, el 'cameo escultórico' de Beckham, aunque es hoy en día cuando está recibiendo atracción turística con razón a la figura del exfutbolista, forma parte del santuario desde 1998. Concretamente, se incluyó a raíz de la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de aquel año ya que el artista de la escultura, un fanático del Manchester United, consiguió convencer a los responsables del templo de que el fútbol era "la nueva religión".

El detallismo de la figura no tiene desperdicio, pues incluye la camiseta del club inglés con la que Beckham jugó la temporada de 1997, con las letras y el logo del espónsor del equipo entonces, Sharp. El estilo capilar de la estatua también corresponde al 'look' de cabello más largo que llevaba el centrocampista durante aquella época.

En cualquier caso, y pese a su posición privilegiada en el altar, la de Beckham no es la única escultura del templo que homenajea a personajes famosos de la cultura contemporánea, pues según indica 'The Sun', el espacio también aloja estatuas de Mickey Mouse, Pinocho, Superman, y el expresidente de los Estados Unidos Barack Obama.