EN BARCELONA

Shakira defiende su inocencia en el juicio por su supuesto fraude a Hacienda

La cantante ha declarado hoy en el juzgado de Esplugues de Llobregat, donde solo ha respondido a las preguntas de su abogado.

Shakira defiende su inocencia en el juicio por su supuesto fraude a Hacienda

Shakira se ha sentado hoy en el banquillo para hacer frente a la querella interpuesta contra ella y sus asesores por la fiscalía española, que le acusa de seis delitos fiscales y de haber defraudado a Hacienda 14,5 millones de euros por no haber pagado sus impuestos en nuestro país, donde supuestamente reside desde el año 2012. La artista ha clamado en su alegato que su residencia en España no se fijó hasta el 2015, y por tanto, carece de deudas con la Hacienda Pública.

La declaración de la cantante se ha prolongado aproximadamente una hora y cuarto en el juzgado de instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat, donde ha podido entrar burlando a los medios a través de una plaza de aparcamiento alquilada expresamente para permitirle la entrada al edificio alejada de las cámaras.

Durante su comparecencia, Shakira ha respondido solo a las preguntas de su abogado, Ángel González Franco, y según fuentes jurídicas su declaración ha sido sólida y en ella ha dado detalles que demuestran que sus compromisos profesionales la obligaron a no pasar en nuestro país más de la mitad de un año más un día, el tiempo que marca el límite legislativo para considerar la residencia fiscal.

Shakira y su equipo a su llegada a los juzgados, donde ha conseguido entrar sin ser apenas vista.

En el comunicado emitido por sus representantes se establece que la cantante cumplió entre los años 2011 y 2014 "con sus obligaciones tributarias en todos aquellos países en los que ha trabajado" y que "tan pronto como conoció el importe que según la Agencia Tributaria Española debía abonar, y antes de la interposición de la querella, Shakira procedió a pagar la cantidad en su totalidad, además de proporcionar información exhaustiva a Hacienda".

En el comunicado también se alude a que la intérprete actuó siguiendo las indicaciones de sus asesores, "profesionales de primer nivel de una de las firmas más importantes del mundo, reputados y reconocidos internacionalmente por su conocimiento en temas tributarios", y se dictamina que el único tema de discusión actual es la "correcta interpretación de la norma en torno a cuándo se inició la aplicación del criterio de residencia fiscal en España por parte de Shakira".

A este respecto, Shakira ha declarado que antes del 2015 sus visitas a Barcelona eran de carácter esporádico, y que solo pensó en fijar su residencia en España después de escolarizar a finales de 2014 a su hijo Milán, el mayor de su descendencia con Gerard Piqué. Antes de esa fecha, la artista ha insistido en que su agenda la mantuvo fuera de España de manera regular, y para demostrar esta afirmación se ha apoyado en las fechas de sus conciertos o en su participación en le versión estadounidense de 'La Voz', programa en el que se incorporó como coach en el 2013.

Ver esta publicación en Instagram

Soy un koala! I’m a koala! Shak

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

La querella del Ministerio Público, contrariamente, alega que la cantante, al margen de su agenda profesional, sí vivía regularmente en España y que creó junto a sus asesores un entramado de empresas en paraísos fiscales para evitar pagar el IRPF y el impuesto sobre el patrimonio a Hacienda en nuestro país, buscando así "canalizar los movimientos de capital generado con su actividad profesional".