CINE

Julia Roberts no quería hacer 'Pretty Woman', de la que llegó a ser despedida

La actriz se ha confesado sobre las dudas iniciales que tuvo con el guion de la icónica cinta, que además estuvo a punto de no realizarse.

Julia Roberts no quería hacer 'Pretty Woman', de la que llegó a ser despedida
Joel Ryan REX

Julia Roberts se convirtió en la década de los 90 en una de las intérpretes más populares de Hollywood y en la 'Novia de América' por sus papeles protagonistas en comedias románticas muy taquilleras, algunas de las cuales se han ido perpetuando con múltiples reposiciones televisivas a lo largo de los años hasta convertirse en verdaderos clásicos del género. 'Pretty Woman' fue la cinta que marcaría el comienzo del idilio de Roberts con el público, y a día de hoy continúa siendo uno de los trabajos clave en la filmografía de la intérprete.

Sin embargo, ahora Roberts ha revelado una historia hasta ahora desconocida sobre los vericuetos de la producción del film y sobre sus propias sensaciones antes de dar definitivamente el 'sí' al rol de Vivian Ward, la cándida prostituta que contrata el personaje de Richard Gere y de la que se acaba enamorando pese a todas sus diferencias. Concretamente, Roberts ha contado que en un principio, y a pesar de haber conseguido el papel, no tenía ninguna gana de hacer la cinta.

La confesión se ha dado en el marco de una charla para 'Variety' entre Roberts y su compañera de profesión Patricia Arquette, que curiosamente, hizo una prueba de cásting para 'Pretty Woman', aunque por entonces ni si quiera llevaba ese título. "Hace muchos muchos años, una de mis primeras audiciones fue para una película llamada '3.000'. La gran mayoría no sabe que '3.000' era el guion original de 'Pretty Woman'. Y el final era realmente fuerte", contó la veterana actriz.

Ante esta anécdota de Arquette, Roberts corroboró su declaración: "Él la tiraba fuera del coche, le lanzaba dinero encima en pago a sus servicios y la dejaba abandonada en algún callejón oscuro". Algo que al parecer fue uno de los motivos por los que la estadounidense "no quería tener nada que ver con una película así". Y por paradojas del destino, días después de haber conseguido el rol, la productora que entonces estaba al cargo de la cinta quebró y ella se quedó sin el trabajo.

Roberts ha contado que entonces el guion pasó a Disney, que subió a bordo a otro director, Garry Marshall, "que como es un gran ser humano, pensó que lo justo era reunirse conmigo". La actriz detalló que entonces "cambiaron todo el guion y se convirtió en algo con lo que me sentía más cómoda". Roberts también aseguró a Arquette que "no podría haber hecho" aquel guion original, "ni antes ni ahora", e incluso agradeció que todo el proyecto original se fuera a pique.

Julia Roberts con el director Garry Marshall durante el rodaje de 'Pretty Woman'.

Las dos intérpretes charlaron además sobre la incomodidad de haber tenido que rodar escenas de desnudo a lo largo de sus carreras, y Arquette también interrogó a Roberts sobre la década en la que esta se encontraba en la cima de las actrices mejor pagadas del mundo. "Nunca sentí presión" aseguró Roberts, que añadió que entonces su pensamiento se enmarcaba en la línea de "esto es ridículo, pero formaré parte de esta fiesta. Estoy recorriendo el camino que Barbra Streisand ha abierto con un machete".

Julia Roberts salió con prostitutas en preparación al rol

En cuanto a 'Pretty Woman', el tándem formado por Roberts y el director Garry Marshall, ya fallecido, dio sobrados frutos. Al margen de los 463 millones que cosechó la cinta en la taquilla global, y del estrellato inmediato que le otorgó a la actriz, el proceso de trabajo para preparar el papel ha dejado varias anécdotas para el recuerdo. La viuda del cineasta, Barbara Marshall, contó al medio 'Page Six' una de ellas, de la que ella misma fue indirecta partícipe cuando trabajaba de enfermera en una clínica que ayudaba a mujeres que ejercían la prostitución.

Julia Roberts con Barbara Marshall en 2018.

Barbara rememoró en su charla con el portal cómo pagó 35 dólares a dos de las pacientes habituales para que hablaran con Roberts, que decidió de forma espontánea irse a dar una vuelta con ellas. La esposa de Marshall llamó entonces a este con preocupación: "Tu estrella acaba de irse con un grupo de chicas y creo que se dirigían a Hollywood Boulevard. Estoy preocupada, ¿y si no vuelve?" Al final, según ha desvelado la propia Marshall, Roberts retornó al poco rato, y además, acabó entablando amistad con una de estas jóvenes.