EN ESTADOS UNIDOS

Wayne Rooney suma otro escándalo: Le pillan con una camarera en una juerga de 10 horas

El futbolista inglés Wayne Rooney posando con la camiseta del D.C. United. Foto Instagram @dcunited

Foto Instagram @dcunited

El futbolista del DC United ha protagonizado otro controvertido episodio que también ha levantado rumores de una infidelidad.

El futbolista inglés Wayne Rooney (33 años) vuelve a ser noticia por motivos extradeportivos al sumar un nuevo escándalo a su historial con el que también ha vuelto a levantar rumores de haber sido infiel a su mujer, Coleen. Esta vez, por ser pillado abandonando un local con una camarera estadounidense de su misma edad, Vicki Rosiek, a lo largo de una juerga que se prolongó durante diez horas.

El diario británico "The Sun" ha sido el medio que le ha captado en compañía de esta joven y que ha sacado a la luz este controvertido episodio que sus paparazzi siguieron muy de cerca.

Según explica, tuvo lugar el domingo 3 de febrero y el escenario fue Florida, donde el futbolista ha pasado doce días con el resto de la plantilla del D.C. United preparando la nueva temporada de la MLS. Ese día se celebró la final de Super Bowl, que ganaron los Patriots de Tom Brady ante Los Ángeles Rams, y Rooney fue fotografiado viendo la primera parte del partido, solo, y mientras se tomaba una copa en un hotel. Eran las 16.20 horas y después se reunió con varios de sus compañeros para ver la segunda parte y hacer una ruta por varios bares.

Siguiendo siempre la información del citado medio, a las 22.45h llegaron al bar en el que se encontró con Vicki, a la que había conocido unos días antes en el resort donde ella trabaja como camarera, y quince minutos después Rooney se quedó solo, bebiendo, porque sus compañeros se marcharon. El exfutbolista del Manchester United se acercó a hablar con Vicki a las 00:20h y, diez minutos más tarde, se fueron juntos a otro bar en el coche de la camarera.

Este fue el momento en el que les captaron y en este nuevo bar estuvieron juntos dos horas, hasta las 02:30h que Rooney dio por terminada la juerga y se fue a descansar.

"The Sun" ha hablado con Vicki y esta ha explicado que ella estaba con sus compañeros de trabajo, que le ofreció llevarle en su coche para que no se perdiera y que, durante el rato que estuvieron juntos, le dio la sensación de que Rooney "solo quería solo quería hablar con alguien de algo que no fuera fútbol. Solo quería sería una persona normal y tomarse una cerveza con todo el mundo".

A pesar de que estas declaraciones desmienten que pasara algo entre ellos, el hecho ha recordado al que protagonizó hace 18 meses, cuando fue detenido por ir al volante bajo la influencia del alcohol y también iba acompañado por otra mujer, Laura Simpson.

También ha ocurrido menos de dos meses después de que Rooney volviera a ser arrestado en el aeropuerto de Washington por causar disturbios estando también ebrio y mientras su mujer estaba supuestamente en su casa de Washington junto a sus cuatro hijos.

"Coleen ya le ha advertido de su comportamiento y está furiosa por todo esto. (Rooney) Está jugando con fuego metiéndose solo en el coche de una mujer con la historia que tiene. En un minuto está en un pub lleno de amigos y luego, de repente, se está moviendo de bar en bar con una atractiva rubia", ha declarado una fuente a "The Sun".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Wayne Rooney (@waynerooney) el