Música

La cómica actuación de los Backstreet Boys disfrazados de patos

La cómica actuación de los Backstreet Boys disfrazados de patos

Youtube

El grupo acudió al show de Jimmy Fallon y cantaron su canción más famosa únicamente con graznidos ante las risas del público.

Los Backstreet Boys acudieron la pasada noche al programa The Tonight Show Starring Jimmy Fallon para promocionar su regreso a la música con un nuevo disco: DNA, que cuenta con 12 canciones incluyendo los tres sencillos ya publicados. Además, esta producción estará acompañada de una gira mundial en la que visitarán, entre otras muchas ciudades, Madrid y Barcelona.

Pero la visita no supuso el habitual acto de promoción, sino que no protagonizaron un divertido momento al interpretar su tema más conocido junto a Jimmy Fallon. Lo hicieron disfrazados de patos, y entonaron la famosa canción 'Everybody' únicamente con graznidos para desatar las risas de todo el público.

El grupo tiene puesta la mirada ya en su gira, que les permitirá despedirse del Hollywood Resort & Casino de Las Vegas, aunque todavía les quedan 18 shows por protagonizar en el Zappos Theater que se encuentra en el interior. A partir del 11 de mayo y con Lisboa como punto de partida, recorrerán Europa visitando Milán, París, Ámsterdam, Berlín, Praga, Viena, Londres o Estocolmo, entre otras, antes de regresar a Norteamérica para deleitar a sus seguidores en Canadá y Estados Unidos.

Los Backstreet Boys, en uno de los anuncios más esperados de la Super Bowl 2019

En el gran espectáculo que es la Super Bowl se compaginan el deporte, la música en el descanso y los múltiples anuncios con los que las televisiones estadounidenses ingresan cantidades ingentes de dinero dado el elevado número de telespectadores. Una de las marcas más destacadas en este aspecto es Doritos, que este año contará con el grupo y el rapero Chance the Rapper.

En el adelanto que han enseñado se puede ver cómo los Backstreet Boys intentan enseñar a bailar al rapero bajo las notas de 'I want it that way', el hit que sacaron al mercado en 1999. Por lo que parece, no consigue seguir el ritmo de la Boy Band, poniendo como excusa los pantalones.