Sueña con ser Hugh Hefner

El millonario del tabaco que presume de machismo y vejaciones en Instagram

El millonario del tabaco que presume de machismo y vejaciones en Instagram

Travers Beynon heredó una de las mayores empresas de Australia y saltó a la fama haciendo grandes fiestas en las que todo estaba permitido.

Travers Beynon se ha convertido en una auténtica celebridad en Instagram gracias al lujoso tren de vida que muestra, con grandes fiestas, excesos y rodeado de mujeres ligeras de ropa. Su sueño siempre fue convertirse en el Hugh Hefner de Australia, por lo que comenzó a organizar macrofiestas en su mansión de casi 6 millones de dólares donde nada estaba prohibido. Sin embargo, las vejaciones a las que somete a esas mujeres han levantado una enorme polémica por su cáracter machista, incluso en muchas ocasiones las muestra paseándolas como si fueran perros.

Heredero y director de FreeChoice, una de las mayores empresas de tabaco de Australia y cuyo logo no dudó en que se tatuaran algunas de "sus chicas" en el culo, no tiene ningún tipo de miedo ni remordimiento en contar cómo es su peculiar vida privada. En primer lugar cabe destacar que se casó en 1997 con Ninibeth Leal, una modelo venezolana que ganó Miss Mundo y con la que tiene un hijo y una hija. Su historia terminó con divorcio en 2008 tras una batalla legal por la custodia de los pequeños, una pelea en la que se impuso el magnate.

Un año más tarde, conoció en una de sus fiestas a la joven de 18 años Taesha Appleby, con la que se casó en 2011 y tuvo otras dos hijas. En su matrimonio afirman que son felices, pero no es impedimento para que Beynon salga también con la modelo Nisha Downes, quien se ha hecho gran amiga de Taesha. Ambas defienden el carácter mujeriego de su amado, y saben perfectamente que muchas noches disfruta de la compañía de numerosas mujeres. "Tiene muchas novias pero solo una esposa", aseguró Appleby.

Precisamente ella es una de las grandes defensoras del poliamor con su marido, que reveló en una entrevista que suele haber en su cama una media de cuatro mujeres cada noche, destacando también que muchas de ellas viven bajo el mismo techo que su mujer y sus hijos. "Me gusta el mismo tipo de mujer que a Travers por lo que nuestro arreglo siempre nos funciona", aseguró Taesha.

Ver esta publicación en Instagram

Amor fati

Una publicación compartida de Candy Shop Mansion (@candyshopmansion) el

Con el recuerdo de Dan Bilzerian en la cabeza, Travers Beynon enseña en Instagram trajes caros, coches, armas y muchas mujeres, en ocasiones atadas con correas. Ese contenido inapropiado hizo que Instagram le cerrara la cuenta en marzo de este año, aunque pudo seguir utilizándola tan solo unas semanas después. "A eso se le llama discriminación", espetó cuando se enteró de que se la habían desactivado.

Una doble vida

Una lesión crónica en la espalda terminó con su carrera como futbolista americano, lo que le llevó a convertirse en una celebridad en Instagram, rodeado de mujeres, y con un desenfreno propio de la noche. Precisamente cuando cae el sol es cuando sufre una especie de transformación, ya que compagina las excentricidades, el sadismo y el exhibicionismo con la vida familiar de un padre ejemplar.

Ver esta publicación en Instagram

School holidays

Una publicación compartida de Travers Beynon (@traversbeynonofficial) el

Todo lo anteriormente citado lo muestra en una cuenta en la red social que lleva el nombre de 'Candyshopmansion', ya que él mismo se autodefine como 'The Candyman', el hombre de los dulces. Sin embargo, posee otro perfil con su propio nombre en la que cambia radicalmente de registro y se muestra jugando con su familia, en su despacho trabajando o en el gimnasio, aunque a veces aparece su alter ego para recordar su otra vida.

Castings para seleccionar a las chicas

Antes de convertirse en una de las mujeres que aparece en las publicaciones de Beynon, tienen que pasar un duro casting que no solo valora su físico, aunque ser "extremadamente atractiva" es la primera de las cosas que se exigen. Además, tienen que estar dispuestas a posar con escasa ropa junto a él, prepararle el desayuno y ser alegres, divertidas y espontáneas, como reza un anuncio que publicó en su web. Lo que se desconoce es el precio que cobran en la actualidad, aunque hace unos meses se filtró que una de las chicas había recibido 10.000 dólares, y un pequeño detalle de casi 4.000 dólares.

Ver esta publicación en Instagram

It’s going to be a long night.

Una publicación compartida de Candy Shop Mansion (@candyshopmansion) el