Operada

Marisa Jara, estable tras una operación de urgencia a causa de un cáncer


Billboard Music Awards 2019 en vivo y en directo online

Actualizado a

Marisa Jara ha tenido que ser sometida en las últimas horas a una operación de urgencia para combatir un tumor cerca del colon. La modelo ha sido intervenida en Madrid en una cirugía en la que le han tenido que extirpar el colon y parte del intestino. Su representante, Agustín Etienne, ha asegurado a Hola que se encuentra "estable" y "recuperándose".

"Hasta dentro de 8 o 10 días no sabremos si se trata de un liposarcoma", ha expresado la misma fuente. Dicho tumor es una afección que suele aparecer en las células grasas del cuerpo, más frecuentemente en los músculos de las extremidades o el abdomen. Hasta conocer la confirmación del diagnóstico se desconoce si Marisa Jara tendrá que someterse a un tratamiento posterior, bien radioterapia o quimioterapia, dependiendo si la extirpación ha sido total.

La enfermedad ha sido descubierta por casualidad, en uno de sus habituales chequeos en el ginecólogo. Incluso un par de días atrás había publicado varias imágenes en su perfil de Instagram en las que se mostraba relajada, tranquila, echándose la siesta o tomando un café con la única compañía de un libro.

El cáncer supone una nueva lucha para la modelo después de haber superado sus problemas con la bulimia. El pasado año publicó un libro titulado La talla o la vida en el que relataba cómo había sido su experiencia con la enfermedad: "Yo me quedaría satisfecha si, contando mi experiencia, puedo ayudar a algunas de las personas que han pasado o estén pasando por un problema como el mío, el no quererse a sí mismo, el no aceptarse y el tener tantos complejos de culpa. Estaría supercontenta si pudiese ayudar a quienes pasan por el infierno de los trastornos de la alimentación", expresó.

Marisa Jara comenzó su carrera como modelo muy joven, tras acompañar a su hermana a una agencia de publicidad. Su ascenso fue meteórico, y en los primeros años de la década de los 2000 posó para fotógrafos de éxito internacional en las grandes ciudades mundiales de la moda: París, Milán, Londres o Nueva York.

Durante sus años de carrera tuvo los mencionados problemas con la alimentación que hoy la han convertido en una gran propulsora de las modelos curvilíneas. "Mi vida era un constante dilema entre mis problemas de peso y mi relación con la comida. No podía comer de la misma manera y mantener una talla 36", explicó. "Un día fui a mi agencia y les dije que quería ser modelo de tallas grandes", afirmó después de haber superado la bulimia.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?