EUROVISIÓN 2018

Los mejores puestos de España en Eurovisión

Los mejores puestos de España en Eurovisión


Roma y sus premios en los Oscar 2019 en vivo

La deriva de malas posiciones en la que se encuentra España en Eurovisión desde hace décadas no es una tendencia habitual en la historia del país dentro de la competición. Pese a que desde 1995 la candidatura española no logra llegar a los cinco primeros puestos, España cuenta en su historia con algunos hitos dentro del certamen.

Massiel y Salomé, ganadoras de Eurovisión  1968 y 1969

España inauguró su participación en Eurovisión en 1961 y siete ediciones después logró vencer gracias a Massiel y su La la la. La victoria de la cantante hizo que al año siguiente el país fuese el encargado de organizar el certamen, en el que Salomé logró el primer puesto con Vivo cantando, victoria que tuvo que compartir junto con Francia, Reino Unido y Holanda al haber un cuádruple empate.

El país celebró dos éxitos consecutivos para acabar despidiéndose de la victoria. Desde 1969 España no logra ganar aunque a lo largo de estas décadas sí ha obtenido algún que otro meritorio puesto.

Karina y Mocedades, segundo puesto en Eurovisión 1971 y 1973 

Karina en 1971 con En un mundo nuevo y Mocedades en 1973 con Eres tú lograron acercarse a la cima, obteniendo el segundo puesto. En 1979 lo volvería a conseguir Betty Misiego en Jerusalén con Su canción y ya en 1995 lo lograría Anabel Conde con Vuelve conmigo.

Tras el golpe de Remedios Amaya en 1983 al obtener por primera vez un último puesto en el certamen, España logró completar el podio al año siguiente gracias al Lady, lady de Bravo en el único tercer puesto de la candidatura española.

La Gwendolyne de un joven Julio Iglesias consiguió en 1970 un cuarto puesto en Luxemburgo, posición que no se repetiría hasta 1991 de la mano de otro nombre muy conocido: Sergio Dalma. El cantante catalán lograría llevar a las posiciones más altas a España con Bailar pegados. Un año antes, Azúcar Moreno se llevarían el quinto puesto con Bandido.

Una mala racha que dura dos décadas

Desde que en 1995 Anabel Conde lograse un sorprendente segundo puesto, la candidatura española atraviesa una mala racha que dura más de dos décadas. Solo en cuatro ocasiones desde entonces, un cantante español ha logrado situarse dentro de los 10 primeros puestos y estos 22 años han estado plagados de malos resultados.

En lo que va de siglo, solo David Civera con Dile que la quiero (6), Rosa López con Europe's living a celebration (7) y Beth con Dime (8) han conseguido buenos resultados. Y durante esta década, Pastora Soler (10) en 2012 y Ruth Lorenzo (10) en 2014 han sido las mejores representantes de España en Eurovisión.

0 Comentarios

Normas Mostrar