YOUTUBE

Logan Paul muestra un cadáver ahorcado en uno de sus vídeos

Logan Paul junto a sus acompañantes en el vídeo en el que muestra a un cadáver.

YOUTUBE

El youtuber terminó quitando el vídeo en el que aparecía el hombre fallecido tras las críticas recibidas.
Los mejores regalos para el 14 de febrero

En la carrera por dar contenido para atrapar a sus seguidores, el youtuber Logan Paul aseguró a finales del año pasado que su último vídeo iba a ser el "más loco y real" que había publicado hasta la fecha. El vídeo no era otro que la grabación del cadáver de un hombre ahorcado y que ha terminado por convertir a Paul en el objeto de miles de críticas.

El 31 de diciembre subió a su canal y a disposición de sus más de 15 millones de seguidores el vídeo. Logró 6 millones de visitas en las 48 horas que estuvo en línea, ya que acabó retirándolo debido a los comentarios negativos. En las imágenes, el youtuber aparecía en mitad del bosque Aokigahara de Japón, más conocido como el bosque de los suicidios debido a la cantidad de gente que acude hasta allí para acabar con su vida.

Logan Paul en el vídeo, poco antes de mostrar el cadáver del hombre.

El youtuber de 22 años terminó por disculparse. Lo hizo a través de Twitter, de donde llegaron una gran cantidad de las críticas, tanto anónimas como de personajes públicos. "Me repugnas. No puedo creer que tanta gente joven te siga", le recriminó el actor de Breaking Bad Aaron Paul, que llamó al joven "pura basura" y mandó al infierno. La actriz de Juego de Tronos Sophie Turner le calificó de idiota y de no merecer el éxito que tiene.

Su disculpa

Turner acusaba a Logan Paul de hacer una disculpa "autoelogiosa". Y es que el californiano había emitido unas palabras en las que aseguraba que nunca había cometido un error como este y que aunque toma "buenas decisiones" sigue "siendo un ser humano" y por ello puede "cometer errores". El estadounidense justificaba el número de sus seguidores y la cantidad de visitas que reciben sus vídeos de forma diaria para afirmar que la subida de las imágenes no era para obtener visitas.

"Lo hice porque pensé que podría crear una buena ole en Internet y no un monzón de negatividad", aseguró Paul, afirmando que lo había hecho para alertar sobre el suicidio y concienciar a sus seguidores sobre ello. "Si este vídeo salva una vida, merecerá la pena", afirmó Paul que pensó en el momento de su subida a Youtube.

Aludiendo al dicho de "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", Paul terminó su "disculpa" (en comillas, como lo puso Sophie Turner) asegurando que no ha usado bien "ese poder" y garantizando que "no volverá a pasar". "Quiero a todo el mundo, creo en la gente", fueron las frases finales.