AHORA O NUNCA

Cosas de las que te arrepentirás cuando llegues a la vejez

Estas son 10 de las cosas que podrías arrepentirte de no haber hecho cuando ya seas muy mayor para poder hacerlas

Cosas de las que te arrepentirás cuando llegues a la vejez.

Decía Leonardo Da Vinci que “Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte”. Aunque no podemos pasarnos la vida pensando cómo nos sentiremos en el futuro, hay cosas de las que podrías arrepentirte si no las haces mientras puedas.

Lo mejor es acumular la mayor cantidad de recuerdos positivos que nos duren hasta el final de nuestros días. Estas son 10 de las cosas que podrías arrepentirte de no haber hecho cuando ya seas muy mayor para poder hacerlas.

No arriesgar

Todos aquéllos que han tenido éxito tuvieron algo común: arriesgaron en algún momento. La zona de confort es muy peligrosa, así que no tengas miedo, arriesga, si no intentas algo nunca podrás lograrlo.

No permitirte ser diferente

Es cierto que todos en algún momento queremos encajar y sentirnos incluidos y por ello tratamos de igualarnos lo máximo posible a aquéllos que nos rodean. Pero recuerda que para ser feliz tienes que ser, ante todo, tú mismo.

No dedicar tiempo a tus seres queridos

Generalmente, cuando somos jóvenes preferimos estar con nuestros amigos o solos y no nos gusta pasar tiempo con la familia. Pero lo cierto es que son los únicos que siempre van a estar ahí y cuando somos mayores surge la necesidad de pasar más tiempo con los nuestros.

No ahorrar

Puede que ahora vivas bien y puedas permitirte disfrutar de la vida sin dedicarte mucho a pensar en el futuro, ahora bien recuerda que el tiempo pasa y cuando llegue el momento no querrás verte sin unos ahorros que haga tu existencia más fácil y tranquila. Disfruta ahora, pero guarda un poco para poder disfrutar también en el futuro.

No cuidar tu mente y tu espíritu

Si pudiéramos vernos en un futuro y ver las cosas malas que hemos hecho con nuestra mente y nuestro cuerpo trataríamos de cuidarnos más. Hay que estar siempre en paz con los demás y nunca dejar de aprender. No guardes rencor y sigue tu camino sin dañar a nadie, los malos recuerdos pesan aún más cuando te haces mayor.

No cuidar tu cuerpo

Solo tienes un cuerpo y, con suerte, deberá servirte por muchos años, así que no hace falta que te conviertas en un atleta de élite pero ve a gimnasio y tu cuerpo te lo agradecerá cuando vayas cumpliendo años ayudándote a que todo sea más fácil.

No viajar

Dicen que viajar es la única cosa que compras que te hace más rico. Cuanto más avanza la vida más responsabilidades tenemos y podemos disponer de mucho menos tiempo libre por lo que te recomendaos que siempre que puedas, viajes. Con el tiempo, esos recuerdos serán un auténtico tesoro para ti.

No dejar un empleo que no te gusta

Una vez más el consejo es claro: sal de tu zona de confort. Como consecuencia de las responsabilidades no siempre nos podemos permitir dejar un trabajo, pero trata de buscar algo que te guste y en lo que disfrutes. El trabajo es, generalmente, el lugar donde más tiempo pasamos y si no somos felices en él nuestra salud y felicidad se verán afectadas a la larga.

No aprender otro idioma

No solo desarrollará tu inteligencia y te hará más valioso dentro del mercado laboral sino que conocerás gente de otros lugares. Hablar idiomas nos permite viajar con comodidad y, además, si no lo haces ahora, te arrepentirás cuando ya no puedas.

No dejar una mala relación

Si algo no tiene solución lo mejor es dejarlo y alejarte. Aunque ahora te pueda parecer doloroso, con el tiempo agradecerás haber tomado la decisión. No tengas miedo de empezar de cero.