REFORMA EDUCATIVA

Oportunidad laboral: Francia quiere 1.000 profesores de español

La nueva reforma educativa exige el aprendizaje de una segunda lengua extranjera, y el castellano es la más solicitada y ofertada

Actualizado a

La nueva reforma educativa en Francia abre una buena oportunidad para los docentes españoles. Desde este mismo mes, las escuelas francesas enseñarán una segunda lengua extranjera, y tras el inglés la más ofertada y demandada es el español.

Esta circunstancia, que se aplica en la educación secundaria, ha provocado que el país galo dispare la demanda de profesores de este idioma, con se calcula que unas 1.000 plazas para contratar.

Actualmente, se calcula que en Francia hay unos 20.000 profesores de lengua española, y los cálculos realizados por el propio gobierno galo estiman que necesitarán otros 1.000 docentes adicionales para poder cumplir con la reforma educativa.

El plan del Gobierno

La ministra de Educación Najat Vallaud-Belkacem ha impulsado esta nueva ley que tiene como objetivo disminuir el estudio de "lenguas muertas" como el latín y potenciar el polilingüismo con otras "vivas", y el español es la principal escogida.

Desde este año, los alumnos del equivalente al español en primero de secundaria tienen ya 2,5 horas semanales de una segunda lengua extranjera. La reforma pretende aumentar en 54 horas la enseñanza de una segunda lengua durante los tres años de la secundaria a partir del Cinquième, es decir, a partir de los once años, como explica El País.

Najat Vallaud-Belkacem, ministra de educación
Ampliar
Najat Vallaud-Belkacem, ministra de educación| STEPHANE DE SAKUTINAFP

En Francia, el número de alumnos que eligen el español se ha triplicado en la última década hasta alcanzar los 2,7 millones de estudiantes. Es la segunda lengua más estudiada después del inglés (5 millones). Muy de lejos le sigue el alemán (800.000), a pesar de las ayudas de Berlín.

Así son los sueldos

Los sueldos no son especialmente altos. Un profesor gana una media de 1.500 euros netos al mes, mientras que el salario mínimo en Francia está en los 1.466 euros brutos. Con varios años de docencia se pueden superar los 2.000 euros.

La demanda actual de profesores ha disparado el número de personas que se dedican a la enseñanza tras haber tenido que dejar otros empleos y que no están por tanto suficientemente formados.

Según algunos análisis realizados en el mundo educativo francés, los alumnos franceses optan por la lengua de Cervantes porque tienen una buena imagen de los españoles y porque la consideran la puerta para América Latina.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?