ENTRE LA LEYENDA Y EL MONTAJE

¿Coleccionaron futbolistas o mentiras?

¿Romances inventados o reales? El caso de la tronista Samira recupera los casos de famosas que aseguraron mantener relaciones con jugadores.

¿Coleccionaron futbolistas o mentiras?
INSTAGRAM

Samira Salomé ha sido el último de los nombres que se han sumado a esa extraña afición por contar sus relaciones con futbolistas. La tronista de Mujeres y hombres y viceversa y habitual en otros espacios de Telecinco ha contado en la revista Primera Línea que ha mantenido relaciones sexuales con cuatro futbolistas hasta el momento. Del FC Barcelona y Real Madrid, para ser más exactos. Lo que se creía una moda más propia de la década pasada parece haber resurgido con las declaraciones de la malagueña de 25 años. Y es que hace mucho que no se vivía un caso de "coleccionistas de jugadores de fútbol".

Los orígenes

En este tipo de affaires que se mueven entre la realidad y la ficción el paradigma ha sido siempre y será el de Nuria Bermúdez. La ahora agente FIFA dio el salto a la prensa rosa por contar sus encuentros con famosos del papel couché. Tras convertirse en personaje televisivo, su pasión por el fútbol le llevó a contar que había mantenido relaciones con varios jugadores del Real Madrid y hasta con Cristiano Ronaldo mientras militaba en las filas del Manchester United. Aunque no pudo probarlo, lo cierto es que la madrileña acabaría teniendo un hijo con Dani Güiza.

Los estragos de Makélélé

Siguiendo la estela de Nuria Bermúdez, Sonia Monroy, uno más de los rostros televisivos de la prensa del corazón, comentó en su momento que había sido novia de Romario cuando el astro brasileño defendía la camiseta del FC Barcelona, llegando a decir que había perdido un hijo del mítico goleador. Posteriormente vendería haber sido protagonista de las fiestas de los jugadores del club catalán y hasta una relación con Claude Makélélé cuando el francés militaba en el Real Madrid.

Monroy no fue la única mujer que afirmó haber estado con Makélélé. El paso por la capital del mediocentro de origen congoleño hizo estragos en la prensa rosa y los testimonios de mujeres que habían mantenido relaciones con el de Kishasha no dejaron de aumentar. La propia Nuria Bermúdez o Malena Gracia afirmaron haber intimado con Makélélé. Gracia, por su parte, también se dejó fotografiar con un entonces jovencísimo Royston Drenthe cuando realizaba su discreto paso por el club blanco.

"Anita la fantástica"

Y en toda esta órbita de ciencia ficción mezclada con algo de realidad no podía faltar Ana Obregón. La famosa, apodada dentro de la prensa del corazón como "Anita la fantástica", también estuvo interesada por el mundo del deporte. Obregón, que mantuvo en su juventud una relación con el fallecido jugador de baloncesto Fernando Martín, declaró su amor a Davor Suker cuando vestía la camiseta del Real Madrid. Aquella relación terminó cuando el delantero croata se mudó a Londres para jugar en las filas del Arsenal.

Cuatro años después de aquello, David Beckham aterrizaba en Barajas para convertirse en jugador del club de Concha Espina. La estancia de la estrella en Madrid no pasó por alto para Obregón, que años después llegó a declarar que durmió "con Beckham en ropa interior" pero que no hubo relaciones sexuales. El episodio ya convertido en leyenda cuenta que la famosa y el futbolista se encontraron en un hotel de la ciudad y que el futbolista acabó enamorado de la madrileña de 61 años. Victoria Beckham, al enterarse de una serie de mensajes entre ambos, acabó peleándose con Obregón en mitad de un gimnasio. Esa es la leyenda, la realidad parece otra.

Obregón no fue la única mujer que quiso relacionarse con Beckham durante su paso por Madrid. Rebecca Loos, la española de orígenes británicos y holandeses, fue otra de las caras que aprovecharon la imagen del ex del United. Loos se convirtió en asistente del futbolista durante sus primeros meses en Madrid y, tal y como contó ella, aquella relación acabó traspasando los límites profesionales. La madrileña logró sacar rédito de sus días con la estrella del balón y se paseó por los platós españoles y británicos contando su supuesta relación extramatrimonial con el 23 madridista.

El caso de Terry

Hace seis años, John Terry lucía con orgullo el brazalete de capitán de Inglaterra. El defensor británico, entonces en el mejor momento de su carrera, vio derrumbarse su honor tras salir a la luz que había mantenido relaciones con Vanessa Perroncel, pareja de su mejor amigo, el también futbolista del Chelsea Wayne Bridge. El escándalo no sólo le costó la capitanía a Terry, también una fama de mujeriego que se acrecentó con otras mujeres que declararon haber mantenido relaciones con el 26 blue. Perroncel, por su parte, dejó caer en alguna ocasión que Terry no fue el único jugador del Chelsea con el que había mantenido encuentros, aunque los nombres nunca salieron a la luz.