NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | US OPEN

“Me ha costado 27 años mostrarle mi talento a Nueva York”

No me creo lo que ha pasado en el punto ese, va a estar por todas partes y voy a parecer un idiota”, dijo el australiano tras apabullar a Medvedev.

Nueva YorkActualizado a
Australia's Nick Kyrgios reacts during his 2022 US Open Tennis tournament men's singles Round of 16 match against Russia's Daniil Medvedev at the USTA Billie Jean King National Tennis Center in New York, on September 4, 2022. (Photo by COREY SIPKIN / AFP)
COREY SIPKINAFP

“Todavía no me creo lo que ha pasado en el punto ese, pensaba que era legal, eso va a estar por todas partes y voy a parecer un idiota”, se arrancó Nick Kyrgios en la entrevista que le hizo Patrick McEnroe en el estadio Arthur Ashe, nada más vencer a Daniil Medvedev, vigente campeón y virtualmente ex número uno, y meterse en cuartos del US Open.

“Ha sido un partido increíble contra el defensor del título, he jugado muy bien, los dos últimos meses he jugado de maravilla. Y vaya lugar en el que hacerlo, en un Nueva York lleno, es impresionante”, celebró Kyrgios, primer australiano que vence al líder del ranking dos veces en un mismo año desde 1987, cuando su compatriota Pat Cash ganó en dos ocasiones al checo Ivan Lendl. “Todavía estoy tratando de descubrir cuándo di el clic en mi cabeza, intento trabajar duro cada día, ir a cada entrenamiento, dormir bien... Antes, probablemente estaría por ahí cada noche. Tengo una gran novia que me ayuda, y mi equipo. Es todo por ellos, estoy tratando de trabajar muy duro”, añadió sobre su nueva disciplina.

“Llevo fuera de casa cuatro meses, todos tenemos familias que queremos ver y no quiero decepcionarles, este es el último viaje antes de volver a Australia y quiero ir hasta el final si es posible. Voy partido a partido, obviamente lo de Wimbledon al no ganar esa final, fue algo duro de asimilar”, explicó Kyrgios antes de hablar de su próximo rival. “Khachanov es un gran jugador y hemos tenido grandes batallas. Pero no voy a pensar en ello, mañana juego dobles con el hermoso Thanasi Kokkinakis, estoy con ganas de salir a por ello”. Nick rebosaba felicidad: “Estoy contento por mostrarle al fin a Nueva York mi talento, no he tenido grandes viajes en esta ciudad ni he jugado muy buen tenis, así que estoy feliz por poder mostraros el trabajo y la dedicación... Me ha costado 27 años”.

Más tarde Kyrgios atendió a los medios en la rueda de prensa:

Balance del partido: “El primer set creo que fue clave. Sentí que, si él se llevaba el primer set, sería una tarea casi imposible para mí remontar y ganar. Creo que he jugado de la forma correcta. He restado de forma increíble hoy. He estado muy suelto en el tercer y en el cuarto set. Me he divertido mucho y he disfrutado cada momento en la Arthur Ashe hoy. Y estoy muy orgulloso de ello. Siento como si hubiera parado su ritmo, no dejarle jugar cómodo desde el fondo de la pista para jugar su tenis, creo que era lo que tenía que hacer. En general estoy contento con mi actuación”

Sensaciones en el tramo final del encuentro: “Siempre me enseñaron a pensar en el momento. Pero es duro, para ser honestos. Sabía que, cuando le rompí en el cuarto, tenía un doble break y obviamente empiezas a pensar en el final de partido. Intenté seguir con el proceso para terminar lo antes posible, siguiendo mi rutina con el saque, dando buenos golpes y jugando de la forma correcta. Cuando iba 40-15 en ese juego la grada sabía que el final de acercaba, miré a mi box y ellos me calmaron. Respiré. Sabía que estaba sacando bien. Dije que si sacaba a la T posiblemente no me lo devolviera, y así fue. No lo celebré demasiado, solo ha sido cuarta ronda. Acabo de pasar a cuartos de final. Es una experiencia increíble derrotar al número uno del mundo en la Pista Arthur Ashe. Pero no lo he querido celebrar mucho porque sé que, si jugase contra él nueve veces más, me ganaría la mayoría de ellas. Solo miro lo correcto y lo vivido en el momento”.

Motivación en el US Open: “Siento que estoy jugando para más gente que para mí mismo. Tengo el apoyo de mucha gente, pero también sé que tengo mucha gente que intenta derribarme todo el tiempo. Tengo mucha motivación en mi mente. Llevo fuera de casa cuatro meses y mi equipo también. No podemos ver a nuestra familia como hacen otros jugadores la mayoría del tiempo. Estoy intentando hacer que este sea un viaje memorable para todos nosotros. Espero lograrlo, volver a casa y celebrarlo. Intento no defraudar a la gente. Ya lo he dicho antes, estuve en esta sala de prensa tras perder en tercera ronda es lo peor porque tienes muchas expectativas. Por fin puedo mostrarlo, siento que he trabajado mucho y que tengo mucha motivación. Si gano un Grand Slam no sé cuánta motivación tendré, porque será muy difícil gestionarlo”.

Mostrar su talento en Nueva York: “Siento que, cada vez que he jugador aquí, lo he hecho bien. No siento como si me hubiera asentado en Nueva York. Siento que me distraigo fácilmente y que no le había mostrado a Flushing Meadows quién soy. Claro que hay controversia, que si esto, que si lo otro... Pero esta vez también llego con disciplina y trabajo duro. Creo que esta vez... No había ganado un partido en la Arthur Ashe antes de esta semana y ahora ya he ganado dos ante rivales de mucha calidad. Me siento capaz de demostrar lo mejor. Hay muchos famosos aquí y mucha gente importante viéndote. Quiero salor a la pista y mostrarles que soy capaz de bajar la cabeza, jugar y ganar estos grandes partidos. Para el mundo del tenis creo que también es importante. La gente empezaba a dudar de mi habilidad para ganar partidos como este en los Grand Slam. Estoy muy orgulloso de mí mismo porque no ha sido fácil lidiar con todas estas críticas”

¿El mejor partido de su carrera? “Estoy muy orgulloso de la forma en la que me he recuperado después de todo lo que viví. He pasado duras situaciones mentales y también he pasado por etapas terroríficas. Sobre el papel, no esperaba ganar así. Quizá ganar un set o dos si tenía suerte y dar espectáculo a la gente. Es una gran victoria pero salgo de la pista y estoy aliviado de que haya terminado porque tengo mucha presión cada vez que salgo a la pista, hay mucha expectación y dudas sobre lo que voy a hacer. Me siento en el vestuario y me siento muy orgulloso de este rendimiento porque hubo un tiempo en el que no pensaba que fuera capaz de hacer esto. Me siento muy aliviado y muy orgulloso”.

Salto competitivo este año: “Creo que he mejorado algunas de mis debilidades. He analizado que tenía hacer mejor al inicio de año y he trabajado muy duro. Si aún no soy ese jugador que llegó a ser número 13 del mundo, creo que me estoy acercando y que incluso seré mejor que entonces. No sé dónde puedo llegar. Luché mucho mentalmente durante mis primeros seis o siete años de mi carrera. Logre grandes resultados, algunos increíbles, y luego me hundí. No sabía como lidiar con ello. Fue duro. Caí de golpe muy duro, fue doloroso. Miro hacia atrás y todo ha sido un proceso de aprendizaje porque he madurado mucho. Siento que lo acepto todo. Cuando juego mal, lo acepto. Cuando juego bien, también lo acepto. Antes solía tener muchos altibajos y acababa cansado, no sabía qué tenía que hacer. Ahora sé cuál es el camino para llegar a la final de un Grand Slam. No para ganarlo, pero sí para estar en la final. Conozco el proceso, no lo podéis evitar”.

Victorias ante jugadores con mejor ranking: “Creo que el ranking no recompensa las habilidades y la forma durante un cierto periodo de tiempo. Sí premia la consistencia. Yo he jugado 12 torneos y algunos tenistas con los que me he enfrentado han jugado 32. Para mí es imposible llegar a un ranking más alto al menos que juegue más torneos. Pero los rankings no me importan. Creo que esta noche he mandado otro mensaje de que los rankings no importan. Ves el número 1 cerca del nombre de Medvedev y el 23 al lado del mío. No cambia nada para mí. No me importa ser cabeza de serie o no. Está bien, sí, porque si no me habría cruzado con él en primera ronda. Los rankings no significan nada”.

Ganar o volver a casa: “Siempre quiero ganar. Siento que si hago bien las cosas y juego de forma correcta, puedo llegar lejos. Pero obviamente mi equipo y yo tenemos ganas de volver a casa. Hemos estado de gira mucho tiempo. Si hubiera perdido esta noche o mañana en el dobles, me habría ido para casa. Me quita la presión saber que he tenido un par de meses exitosos. Luego podré ir a casa a ver a mi familia y mis amigos. Pero a la vez tenemos trabajo que hacer, es el último gran torneo del año y tendremos que seguir empujando y ser positivos. Te das cuenta de que la próxima semana volverás a casa. Pero aún me quedan tres posibles partidos más y a lo mejor no juego nunca más al tenis”.

Aprender a apreciarse a sí mismo: “Cuando tenía problemas mentales era muy egoísta, me sentía mal, no quería jugar. Entonces vi que estaba decepcionando a las personas que más cerca tenía y no quería hacerles eso. Intento mirar mi carrera y sentir que tengo mucho que darle al deporte. He entrenado duro, he bajado la cabeza, me he puesto en forma y mira cómo va todo. Ganar ayuda y he ganado mucho este año. La motivación está ahí. Es fácil entrenar y despertarte sabiendo que estás haciendo las cosas bien. Estaba harto de defraudar a la gente y ahora estoy haciendo que la gente se sienta orgullosa y que no se dicen tantas cosas negativas sobre mí. Quería darle la vuelta a todo, me sentía deprimido todo el tiempo y lo siento por mí. Quería cambiar eso”

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?