NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Yulia Putintseva
Paula Badosa

TENIS | WTA 1.000 CANADÁ

Badosa sale del bache

La catalana afronta el WTA 1.000 de Toronto tras recuperar el número 3 del ranking mundial y como cuarta cabeza de serie. Debutará frente a Putintseva.

Actualizado a
Badosa sale del bache
Icon SportswireGetty

La exigencia de lidiar con la presión, las eternas comparaciones y las malditas lesiones suponen una mochila cargada de piedras para una Paula Badosa que poco a poco las va haciendo frente en forma de liberación. Tras alcanzar las semifinales en el WTA 500 de San José, la catalana ha recuperado el número 3 del ranking WTA y afronta el WTA 1.000 de Toronto como cuarta cabeza de serie. La natural de Nueva York es una de las cinco tenistas españolas que disputan este torneo (hecho que no ocurría desde 2005) junto a Garbiñe Muguruza, Sara Sorribes, Cristina Bucsa y Nuria Párrizas, aunque estas dos últimas ya han sido eliminadas. Hoy, Paula arranca su participación en Toronto frente a la kazaja Yulia Putintseva (alrededor de las 21:00 de España, Teledeporte), quien apeó en primera ronda a la local Sebov.

Badosa llega a Canadá en busca de confirmar sus buenas sensaciones de Estados Unidos donde, a pesar de ceder a un paso de la final ante la rusa Daria Kasatkina (6-2, 6-4), la catalana volvió a instalarse en el podio de la clasificación mundial superando a la griega Maria Sakkari. Con Toronto y Cincinatti como antesala del plato fuerte de la gira con el US Open, la española afronta el tramo final de una temporada cargada de altibajos a la que busca encontrar una estabilidad definitiva.

Además, intenta alejarse de la presión y de la polémica que tuvo hace poco. “Soy una persona emocional y pasional. Esta semana ha sido muy complicada, porque de una cosa pequeña se ha hecho muy grande.” dice Badosa. La cual intenta transmitir naturalidad después de los problemas que tuvo: “Lo que hago es hablarlo con mi gente, no entro mucho en redes porque me hace daño e intento desconectar visitando cosas, con meditación y con mi psicóloga”, explica la española antes de empezar el WTA 1.000 de Toronto.

Un 2022 de luces y sombras

Badosa no pudo tener mejor inicio de campaña. En el segundo torneo del año, la catalana conquistó Sidney y se alzó con el tercer título de su carrera profesional. Todo apuntaba a que sería el año de su confirmación, llegando también a octavos del Abierto de Australia, pero llegó la odisea. La natural de Nueva York tuvo que retirarse de los cuartos de final del WTA 1000 de Miami a causa de una lesión. No fue simplemente una derrota, sino que iba más allá de lo deportivo. Así, la catalana decidió borrarse las redes sociales fruto de la presión y la salud mental. “Para mí también es difícil que estén todo el rato juzgándote en tu trabajo. Me he eliminado las redes porque me hacen mucho daño y para estar lo más tranquila posible”, agregó.

Aún con todo, la española volvió y se hizo con el número 2 del ranking tras alcanzar las semifinales del WTA 500 de Stuttgart, aunque fue tan solo un espejismo, ya que, en su mejor momento, llegó el calvario de las lesiones. Badosa sufrió una nueva retirada que la apartó en tercera ronda de conquistar Roland Garros y, tras un mes en el dique seco, regresó a la gira de hierba con Wimbledon como objetivo. En el torneo londinense, la catalana dio la cara donde se encontró en octavos de final con la exnúmero 1 del mundo, Simona Halep, y se sinceró reclamando menos presión. “No soy Rafa Nadal ni lo voy a ser”, relató.

Ahora, en la segunda gira del año por Estados Unidos, la española de 24 años, que se ha instalado en el número 3 del ranking gracias a los buenos papeles desempeñados en los Grand Slams y parece haber dejado atrás los problemas físicos, buscará en Toronto despojarse del todo de una mochila que la permita cerrar una montaña rusa de temporada de la mejor manera posible.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?