JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Djokovic se cita con la historia y el Golden Slam en los Juegos de Tokio

El tenista serbio confirmó en sus redes sociales que sí acudirá a los Juegos de Tokio tras su victoria en Wimbledon en busca del oro olímpico que tanto se le resiste.

Novak Djokovic celebra un punto durante su partido ante Matteo Berrettini en la final de Wimbledon.
TOBY MELVILLE REUTERS

Gran noticia para el tenis en los Juegos de Tokio. Tras las renuncias de Rafa Nadal y Roger Federer, el otro integrante del conocido como 'Big Three', el serbio Novak Djokovic, ha confirmado que sí acudirá a los Juegos Olímpicos para buscar el oro olímpico, uno de los pocos títulos que aún se le resisten en su palmarés.

Tras dejar su presencia en los Juegos en el aire en la rueda de prensa posterior a la conquista del título en Wimbledon, Djokovic confirmó finalmente su asistencia a Tokio a través de las redes sociales con una original felicitación de cumpleaños a un niño japonés llamado Koujirou. "No podía decepcionar a mi pequeño amigo Koujirou. Ya he reservado mi vuelo para Tokio y estaré orgulloso de unirme al equipo de Serbia para los Juegos Olímpicos", escribió el serbio.

Un mensaje que Djokovic también quiso trasladar a los aficionados de Serbia con este anuncio escrito en serbio en el que rubricaba su presencia. "Estoy muy orgulloso de volar a Tokio y unirme a nuestro equipo nacional en la lucha por las medallas más brillantes en los torneos olímpicos. Para mí competir por Serbia siempre ha sido una alegría y me ha dado una motivación especial y haré todo lo posible para haceros felices a todos", junto a su ya clásico "Idemooo" (Vamos en serbio).

Djokovic llegará a Tokio para citarse con la historia tras una temporada 2021 muy exitosa para él después de conquistar los tres primeros Grand Slam de la temporada: Open de Australia, Roland Garros y Wimbledon, lo que le ha permitido igualar los 20 Grand Slam de Roger Federer y Rafa Nadal. Además, la hazaña de Djokovic le permite seguir persiguiendo el conocido como Golden Slam, que consiste en ganar los cuatro Grand Slam y el oro olímpico en el mismo año, algo que hasta la fecha solo ha conseguido Steffi Graf en 1988.

El serbio también llega a Tokio con la misión de conseguir el oro olímpico, uno de los pocos títulos que le faltan en un palmarés en el que lo ha ganado todo. En Pekín 2008 Djokovic llegó a semifinales del torneo, donde perdió ante Rafa Nadal para después ganar en el partido por el bronce al estadounidense James Blake. El de Belgrado tampoco tuvo suerte en los Juegos de Londres 2012, donde tras caer ante Andy Murray en semifinales tampoco pudo con Juan Martín del Potro en la lucha por la medalla de bronce. Precisamente el propio Del Potro se volvería a cruzar en el camino de Djokovic en los Juegos Olímpicos de Río 2016, provocando la derrota del serbio en primera ronda del torneo en un partido que pasará a la historia por las emotivas lágrimas de Djokovic tras la sorprendente derrota. Ahora Djokovic llega a Tokio en busca de este oro olímpico para agrandar aún más si cabe su leyenda en la historia del tenis.