TENIS | ATP 250 GINEBRA

Federer cae ante Andújar en su regreso a la tierra tras 711 días

El español, que nunca había jugado antes contra el suizo, derrotó a Federer en Ginebra (6-4, 4-6 y 6-4) en su retorno a la tierra desde Roland Garros 2019.

0

Roger Federer regresó a un torneo de tierra batida casi dos años después. Su última aparición en esta superficie fue en Roland Garros 2019 (hace 711 días), torneo en el que quedó apeado en semifinales ante Rafa Nadal, a la postre ganador. Tras acabar aquella temporada, llegó el Open de Australia 2020 y su lesión de rodilla, de la que fue operado en varias ocasiones. Tuvo un primer regreso en marzo, en Doha, y perdió en su segundo partido ante el georgiano Basilashvili. Tras aquella cita, volvió a parar para seguir entrenando (también se vacunó en este tiempo) y reapareció en su país, en Suiza, en el ATP 250 de Ginebra. Lo hizo con derrota ante un enorme Andújar, muy combativo en todo el partido, que logró una de las victorias más importantes de su carrera (6-4, 4-6 y 6-4).

El conquense se enfrentaba por vez primera a Federer y se convertía en el rival número 346 del suizo a lo largo de su dilatada y laureada carrera. En el primer set, se mantenía la igualdad de inicio, aunque Andújar se mostraba más activo, con más golpes ganadores, ante un Federer al que se le veía sufrir cuando el español cambiaba el ritmo. La inactividad se nota. El de Basilea tampoco estaba muy acertado al servicio, con un 40% de primeros saques, lo que aprovechaba Andújar para apretar al resto. Con 4-5, llegó la primera bola de rotura del partido. Fue para el español, y suponía la bola de set: no la desaprovechó. Los reducidos aficionados presentes en las grandas de la pista helvética quedaron mudos.

Federer, en un descanso ante Andújar

"Llevaba mucho tiempo queriendo enfrentarme a Roger y sabía que las opciones eran cada vez menores. Ya he jugado contra Rafa y Novak varias veces y deseaba completar el ciclo", contaba Andújar en la previa, y tuvo un arranque inmejorable, con un visible rodaje mayor que el de Basilea. En la segunda manga Federer subió el nivel, se adaptó a la situación del duelo y empezó a restar más lejos de la línea. Además, aumentó su acierto con los primeros saques (79%) y, como hizo Andújar en la primera manga, esta vez fue el helvético que aprovechó la primera bola de break que tuvo. Fue para el 2-1, y luego no tuvo problemas para mantener su saque e igualar el duelo.

"Todavía existen muchas dudas sobre mi estado de forma", avisaba el propio Federer en la previa. Y para empezar, se encontraba con un partido largo (1h;54), que se marchaba al tercer set. Sin embargo, mantuvo la buena inercia del segundo parcial y aumentó su acierto con la derecha. De nuevo logró otra rotura que supuso el 2-1. Federer seguía subiendo el nivel y, cuando menos se esperaba, llegó el break de Andújar: con 4-3, el de Cuenca aprovechó su segunda bola de rotura en todo el duelo. Máxima efectividad y partido igualado.

Esto afectó a Federer, que empezó a fallar con el revés y, al resto, Andújar tuvo las dos primeras bolas de partido. Las salvó, pero llegó la tercera, y esa ya no pudo. Del 4-2 al 4-6. Andújar, número 75 del ránking, se llevó las manos a la cabeza: acababa de ganar a Roger Federer. Su último éxito ante un jugador del top ten fue en 2015, contra David Ferrer en Barcelona. Ahora, se medirá en cuartos con el ganador del duelo entre Fucsovics (único ganador del torneo presente en la cita, lo hizo en 2018) y Stricker. Este torneo era de preparación para Federer de cara a Roland Garros... y las sensaciones no fueron las mejores. 

Consulta los resultados del ATP 250 de Ginebra.