MUTUA MADRID OPEN

Verdasco: “Quiero recuperar el nivel que tenía en 2019”

El madrileño, que pasó la COVID y ya está vacunado, juega este lunes contra el chileno Christian Garín en su regreso a Madrid. En noviembre le operaron la rodilla derecha.

Madrid
Verdasco: “Quiero recuperar el nivel que tenía en 2019”
Mutua Madrid Open

Fernando Verdasco (Madrid, 37 años) no quería perderse el Mutua Madrid Open por nada del mundo. Su amigo Feliciano López, director del torneo, le invitó y este lunes, en su 18ª participación (récord que comparte con Rafa Nadal) se enfrenta al chileno Christian Garín después de pasar por el quirófano en noviembre por una lesión en la rodilla derecha y de superar la COVID. Volvió a jugar en Miami y Estoril, ya está vacunado, y cree que la ATP debería rebajar la burbuja para los tenistas que tienen anticuerpos. De eso y más habló con AS.

¿Cómo se encontró en su regreso?

Iba a volver en Doha y lo pospuse a Miami porque seguía teniendo dolor en la rodilla (derecha) pero en una zona diferente de donde me habían operado, y me hice una resonancia magnética y me vieron que tenía un edema óseo en la zona del fémur que roza con la rótula. Entonces renuncié a Doha y a Dubái con la idea de estar en Miami. Antes fui a Los Ángeles para que el doctor que me opero me viera antes de empezar a prepararme para la competición. El tendón estaba muy bien, en un periodo aún prematuro dentro de la recuperación, pero que podía aumentar la intensidad, aunque me seguiría molestando y me ocasionaría dolores musculares. En Miami me dolía todo cuando empecé a jugar en los entrenamientos. Allí competí aunque no estaba al 100% seguro sobre si me aguantaría la rodilla después de hacerme otra resonancia. Salí a la pista habiendo tomado una pastilla para aliviar el dolor intermitente en impulsos o cambios de dirección explosivos. Así era difícil ganar, pero decidí jugar con lo que tuviera, porque tenía ganas ya y no podía esperar mucho más (perdió contra Fratangelo y la semana pasada volvió a competir con derrota ante Ramos).

¿Cree que podrá volver a su mejor nivel?

Estoy contento porque tengo 37 años y tras una operación me encuentro mucho mejor que antes. Espero poder estar sin nada de dolor pronto y jugar al 100%. Pero sobre todo no estar con miedo. Ahora tengo que esperar a ver cómo reacciona la rodilla, si se inflama o no, y poder seguir forzando en los entrenamientos y los partidos.

¿Tuvo algo que ver su segunda paternidad en la decisión de operarse?

No, porque yo ya sabía que no podría jugar durante cuatro meses y me operé el 4 de noviembre. Con la cirugía que yo tuve, con células madre en el tendón y con el tiempo necesario para que se regenerara de, tejido que me quitaron, que me hacía un daño crónico, ya sabía el periodo de recuperación. La intervención la hizo el doctor que le operó las rodillas a Pau Gasol y me dijo que él seguía sintiendo dolor en el quinto mes posterior y estaba preocupado. Así que ya conocía lo que podía pasar. Es una dolencia a la que hay que darle tiempo y ni con el mejor de los tratamientos te libras de estar cuatro o cinco meses de baja.

¿Desde cuándo tuvo la rodilla lesionada?

Llevaba un año y medio con dolor, y mi objetivo era volver y estar al 100% físicamente sin ese dolor. Estoy mucho mejor y si tengo que jugar menos torneos de los previstos, no pasa nada, porque lo que no quiero es retroceder en el proceso que empezó en noviembre.

En Madrid no podía faltar…

Ahí sí que tenía claro que iba a jugar sí o sí, inyectándome o lo que fuera. Es mi ciudad, el torneo de casa y si hay un sitio donde hacer un esfuerzo es este.

¿Continuar en tierra le viene bien por ser una superficie menos lesiva?

En parte sí, porque la fricción es mucho menor, aunque el desgaste muscular es mayor, porque los puntos son largos y físicamente hay que estar muy preparado. En dura, los puntos muchas veces son saque, o saque, resto y una bola. En arcilla hay que luchar y tiene que estar bien la rodilla, el tendón y el cuádriceps para que no se desmorone el puzle.

Eso es lo más importante, porque supongo que para usted ya jugar al tenis es como montar en bicicleta…

El tenis está claro que lo tienes, pero después de un largo periodo de competir ni entrenar al máximo, necesitas un tiempo de entrenamiento y unas semanas de competición con las sensaciones y la intensidad de los partidos. Los veteranos, con una carrera muy larga, igual que Federer y Nadal, tenemos que ser inteligentes y jugar cuando nuestro cuerpo esté al 100%, no al 70 y con dolores.

¿Cuál es su objetivo a medio plazo?

Lo primero volver a la normalidad en el circuito. Con la pandemia y las burbujas, que nos afectan a todos, incluso los que estamos ya vacunados como yo, con anticuerpos, me hacen estar encerrado con pruebas cada tres días. Yo les he dicho a los de la ATP que cuál es el sentido de vacunarse, ¿qué todo vuelva a la normalidad, no? Creo que ya no deberíamos estar con las mismas restricciones. Me han dicho que van a empezar a relajarlas un poco, porque estar semana tras semana así, sin poder salir ni al supermercado a comprar leche. Después, quiero volver a competir sin dolor. Ganar siempre quiero, todos somos ganadores porque si no, no llegas a este nivel, pero lo primero es el físico. Ya luego la idea es recuperar el nivel de juego que tenía en 2019. En Roma jugué muy bien, en Madrid hice muy buenos partidos… Para eso tengo que entrenar duro.

¿Viaja con la familia?

Siempre que puedo, con Miguel, Mateo y mi mujer. Ahora con dos niños es el doble de duro y con la burbuja es más complicado. Lo llevamos como podemos y la verdad es que disfruto mucho con ellos y es una alegría tenerlos a mi lado.