OPEN DE AUSTRALIA

¿A cuántos torneos afecta el retraso del Open de Australia?

Si finalmente se confirma que el primer Grand Slam de la temporada se juega del 8 al 21 de febrero, 13 torneos ATP y 9 WTA se verían afectados.

¿A cuántos torneos afecta el retraso del Open de Australia?
THOMAS PETER REUTERS

A falta de confirmación oficial y con la posibilidad de que incluso se deba suspender el torneo, el Open de Australia retrasará sus fechas del 18 al 31 de enero al 8 al 21 de febrero. Si esto ocurre un número de torneos, algunos anteriores al primer Grand Slam de la temporada y otros posteriores, se verían afectados y tendrían que moverse, perder participantes y nivel o cancelarse. El hecho es que los jugadores, en principio, tendrían que hacer una cuarentena de 14 días antes del abierto australiano, con fuertes restricciones que ya han recibido críticas y que aún no han sido aprobadas por el Consejo de Jugadores de la ATP al que pertenecen Rafa Nadal y Roger Federer, pero no el número uno del mundo, que lidera su propio sindicato con un grupo de acólitos, la PTPA. Los tenistas podrían llegar a Oceanía entre el 15 y el 17 de enero.

Aunque el calendario está completamente condicionado por la pandemia del coronavirus y sólo la ATP ha publicado una previsión para 2021 (la WTA aún no ha hecho oficial su plan), un total de 13 torneos masculinos y nueve femeninos se verían afectados. En el primer caso estarían la ATP Cup (1 al 10 de enero), Doha (4 al 10 de enero), Adelaida y Auckland (11 al 17 de enero), antes del Open de Australia; después, Córdoba, Montpellier y Pune (1 al 7 de febrero), Róterdam, Buenos Aires y Nueva York (8 al 14 de febrero) y Río, Delray Beach y Marsella (15 al 21 de febrero).

En cuanto a la WTA, aunque aquí hay que especular con la programación que hubo en 2020 sin determinar fechas y teniendo en cuenta que este año se canceló toda la gira asiática, habría que suspender, cambiar o recolocar Shenzhen, Brisbane, Auckland, Hobart, Adelaida, Newport Beach, San Petersburgo, Hua Hin y Dubai. Es posible que haya cambios no sólo de nomenclatura sino de sedes en algunos torneos. El caso es que el trastorno del más que posible aplazamiento del Open de Australia será grande en ambos circuitos.