ROLAND GARROS

Del éxito al olvido

Swiatek estrenó su palmarés de Grand Slam en Roland Garros. En la última década, muchas ganadoras de major no han sido capaces de repetir.

Del éxito al olvido
CORINNE DUBREUIL AFP

Por todos los amantes del tenis es conocido el vaivén de rendimiento por el que atraviesa el circuito femenino en los últimos años. De tocar el cielo a caer en el olvido, circunstancia que ya no es sorpresa. Ahora es Iga Swiatek, vigente campeona de Roland Garros con 19 años, la que se enfrenta a esta 'maldición' que persigue a la inmensa mayoría de jugadoras que han inaugurado su palmarés de majors en la última década. Y es que abundan los ejemplos en los que una tenista consiguió su primer gran torneo y no progresó más allá tiempo después.

En total son nueve jugadoras a las que podemos referirnos con esto en la última década, algunas de ellas con ciertos matices que explicaremos posteriormente. A saber: Francesca Schiavone (Roland Garros 2010), Samantha Stosur (US Open 2011), Marion Bartoli (Wimbledon 2013), Flavia Pennetta (US Open 2015), Jelena Ostapenko (Roland Garros 2017), Sloane Stephens (US Open 2017), Caroline Wozniacki (Open de Australia 2018), Ashleigh Barty (Roland Garros 2019) y Bianca Andreescu (US Open 2019).

La polaca Iga Swiatek posa con el trofeo de Roland Garros con la Torre Eiffel de fondo

Cinco de estos casos son algo particulares. Schiavone y Stephens son las únicas de esta lista que han repetido final de Grand Slam tras la conquista de su primer título, pero aún así no consiguieron ampliar sus vitrinas. La danesa Wozniacki sufrió este año una prematura retirada de las pistas por enfermedad y es difícil determinar dónde habría dejado su techo. Y tanto Barty como Andreescu han dejado en blanco la presente temporada salvo en Australia (inseguridad por el COVID y lesión, respectivamente), por lo que no han pasado suficiente tiempo en pista como para desaparecer de la lista.

Sin embargo, no pueden decir lo mismo Stosur, Bartoli, Pennetta y Ostapenko, que una vez tocaron la gloria desaparecieron del mapa. Tras estrenar su palmarés de Grand Slam, ninguna de ellas volvió a llegar a la final de un major, siendo el de Ostapenko el caso más reciente y sangrante ya que la letona ocupa actualmente el puesto 43 de la WTA, muy lejos de codearse con la élite. Cabe recordar que Sofia Kenin, ganadora de su primer Grand Slam este curso en Australia ante Garbiñe Muguruza, cayó en la reciente final de París ante Swiatek, la protagonista de esta historia. ¿Esta curiosidad llevará a la polaca por el mismo camino? Sólo el tiempo nos dará la respuesta.