1
2
3
Pablo Carreño
-
-
-
Alexander Zverev
-
-
-

US OPEN

Y de repente, Carreño

Con Rafa Nadal ausente, el gijonés de 29 años luchará un puesto enla final del US Open ante un Alexander Zverev al que entrena David Ferrer.

Carreño US Open 2020
JASON SZENES EFE

Pablo Carreño disfrutará esta noche (22:00, Eurosport) de un sitio que en España siempre parece destinado a Rafa Nadal, quien desde el US Open 2017 encadenaba 13 presencias en Grand Slams, con cinco títulos, otras dos finales y tres semifinales. Pero el balear, actual campeón, no está y volverá ya sobre la tierra de Roma la semana próxima. La vida sigue...

En su ausencia, la bandera la ha recogido el gijonés de 29 años, aprovechando la oportunidad para plantarse en una semifinal frente a Alexander Zverev en la que intentará romper su techo en un Grand Slam. Precisamente en el US Open 2017 disputó su única semifinal en un grande y cayó en cuatro sets frente a Kevin Anderson. Esta noche tendrá enfrente al voluble, y a la vez temible, Alexander Zverev. Sólo se han medido una vez, en Miami 2018, y ganó el teutón.

Noventa

Por el otro lado del cuadro, Daniil Medvedev chocará con Dominic Thiem. El alemán tiene 23 años, el ruso 24 y el austriaco 27. Todos tenistas de los noventa. Todos con ansias de inaugurar su palmarés de grandes. Porque desde Roland Garros 2004, entre Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer, en su pugna por ser los más grandes de la historia, sólo han permitido a cuatro tenistas meter la cabeza (Del Potro, Cilic, Wawrinka y Murray). Los últimos 13 Grand Slams han caído en la saca del Big Three. Pero de la burbuja de Nueva York una cosa ya es segura: saldrá el primer campeón nacido en los noventa.

"Si estoy en una semifinal otra vez, es porque tengo el nivel y es muy importante para mí, para mi confianza", avisa Carreño, que junto a su técnico, Samuel López, y el preparador físico Walter Navarro se puso enseguida en marcha tras el parón por la pandemia. Entre Barcelona y la Academia Equelite de Ferrero en Villena fue cargando unas pilas que le han colocado en la antesala de la final. Djokovic se quedó en el camino descalificado por golpear a una juez de línea con la bola, pero el asturiano le estaba dando mucha guerra. Carreño llegó a ser top-10 en 2017, ahora es 27º y se colocaría otra vez muy cerca de los diez primeros de alcanzar la final. Un club en el que cree tener sitio.

'Ferru'

El siguiente reto es tumbar al proyecto de número uno Sascha Zverev, tenista imponente de casi dos metros, y ya campeón del Masters en 2018 que extravió un tanto el rumbo en 2019. Por eso, acudió durante la pandemia a David Ferrer, retirado el año pasado, que ha aceptado ser su técnico. No está en Nueva York, pero le aconseja telefónicamente cada día... Y a Carreño, con quien compartió muchos entrenamientos en Valencia y agente (Albert Molina), le conoce a la perfección.

"Es raro preparar a alguien contra un amigo y compañero, a Pablo lo conozco desde niño y le tengo aprecio. Me alegro mucho de que esté en semifinales y de que a las buenas personas les pasen cosas buenas", contó Ferrer en Eurosport. Carreño, tenista con fondo, tendrá que explotar la baza de la ansiedad que pasa factura a Zverev en los Grand Slams, donde esta es también su segunda semifinal. El tren pasa por Flushing Meadows. Hay que cogerlo.