US OPEN

Kyrgios duda sobre el US Open tras el rebrote de coronavirus en Estados Unidos

Nick Kyrgios criticó que el torneo siga adelante pese al repunte de casos en Estados Unidos. Kirsten Flipkens y Peter Polansky también protestaron hacia el Grand Slam.

Nick Kyrgios muestra su indignación por la celebración del US Open pese al repunte de casos de coronavirus en Estados Unidos.
Twitter

El aumento de casos en varias zonas de Estados Unidos y el positivo en coronavirus de Novak Djokovic durante su torneo Adria Tour, en el que también resultaron contagiados Grigor Dimitrov, Borna Coric y Viktor Troicki siguen indignando al mundo del tenis, que ahora pone en duda el regreso a la competición en citas como el US Open.

Uno de los más críticos con la celebración del US Open ha sido Nick Kyrgios. El australiano compartió un tuit del programa de televisión estadounidense con una gráfica en la que se mustra el repunte de casos en Estados Unidos y con el comentario irónico "Lo hicimos, América. Aplanamos la curva" junto al mensaje "US OPEN" y el emoji llevándose las manos a la cara como muestra de indignación. Horas antes Kyrgios, que ya se mostró reticente a la hora de jugar en Nueva York, comentó un tuit del periodista Ben Rothenberg en el que éste decía que "Quizá deberíamos suspender todo el deporte hasta que no haya una vacuna", a raíz de los cuatro positivos que se han detectado en el PGA Tour de golf, a lo que Kyrgios respondió: "Podría ser uno de tus mejores tuits".

Una de las últimas voces críticas es la de la tenista belga Kirsten Flipkens, que en sus redes sociales manifestó que no entendía cómo el US Open seguía adelante. "¿Soy yo o es una locura que todavía se planee que el US Open salga adelante? Los tenistas han dado positivo en COVID-19. Entonces si una persona da positivo en el US Open todos necesitaríamos guardar una cuarentena durante dos semanas, ¿no? ¿Lo cual significaría que solo entonces cancelarían el torneo?"

También se mostrñó crítico con el US Open el canadiense Peter Polansky. En esta ocasión las críticas del tenista se centraban en la ausencia de fase previa a la hora de disputar el torneo, por lo que ve casi imposible jugar el cuadro final del Grand Slam. "Acaban de aunciar que el US Open se celebrará sin ronda previa. No se nos ha consultado a los jugadores. Pensé que he hecho lo suficiente para jugar la previa, el mejor lucky loser o por estar en el circuito durante una década o por triunfos en el cuadro principal. Pero supongo que la previa no importa. Es asqueroso".