TENIS

Djokovic, positivo por COVID-19

El número uno del mundo también se contagió en su gira del Adria Tour, tras Dimitrov, Coric y Troicki, según publicó Kurir y confirmó él mismo.

Se veía venir y este martes se confirmó. Novak Djokovic dio positivo por COVID-19. El serbio, reacio en un principio a someterse al test, lo pasó tras confirmarse los contagios de Grigor Dimitrov, Borna Coric y Viktor Troicki, tres de los participantes en el Adria Tour, la gira de tenis organizada por el número uno del mundo en los Balcanes sin precaución ni medidas sanitarias. La mujer de Djokovic, Jelena, que le acompañó en las etapas de Belgrado y Zadar, también resultó positivo, no así sus hijos, Stefan y Tara. Además, la esposa de Troicki, el fisio de Nole y el entrenador de Dimitrov también contrajeron la enfermedad.

Djokovic emitió un comunicado: “Nada más aterrizar de Zadar nos sometimos a controles de salud. Tanto Jelena como yo somos positivos en COVID-19, pero no nuestros hijos. Todo lo que hicimos en el último mes fue con el corazón puro y las más sinceras intenciones. El torneo pretendía convertirse en un símbolo de unidad para la región de los Balcanes. Desafortunadamente el virus seguía ahí, debemos aprender a convivir con esta nueva situación. Siento el daño que causamos con los positivos. Me autoaislaré dos semanas y practicaré nuevos test en cinco días”.

Las disculpas de Djokovic llegaron después de recibir duras críticas de algunos de sus compañeros de profesión, como el doblista Bruno Soares, que calificó como “un show del terror” lo acontecido en el polémico Adria Tour, donde no se respetó la distancia social, el público se agolpó en las gradas sin protección y ninguno de los implicados utilizó mascarillas, además de exhibir su despreocupación en plena pandemia con abrazos, besos, reuniones, homenajes y fiestas. Además, tras su regreso a Serbia desde Marbella, donde pasó el confinamiento, Djokovic participó en partidos de fútbol y baloncesto, y compartió su euforia inapropiada e incomprensible en un momento como el actual con amigos, otros deportistas balcánicos e incluso niños.

Hasta Nick Kyrgios, conocido por sus excesos y controversias, criticó al ganador de 17 Grand Slams. “Oraciones por todos los jugadores que han contraído el COVID-19. No me digáis nada por lo que he hecho irresponsable o calificado como estupidez, esto se lleva la palma”, escribió en Twitter. El agente de Dimitrov, Georgui Stoimenov, reconoció que “se cometieron errores” en el Adria Tour y que no se mantuvo “la disciplina de manera suficiente”. “Es posible que se traspasaran algunos límites y reglas”. En Haskovo, la ciudad natal del búlgaro, rastrean a los contactos del tenista y en Zadar también hay preocupación.

El liderazgo del serbio, en duda

Djokovic, que ya dijo hace un año que se planteaba dejar de ser el presidente del Consejo de Jugadores de la ATP, podría valorar su dimisión tras la polémica y las consecuencias suscitadas por sus imprudencias en el Adria Tour. Paralelamente, hay rumores de que sus compañeros le plantearán que abandone el cargo. “Es el presidente y tiene un discurso completamente diferente a lo que hizo en este evento”, dijo Bruno Soares. Esta posibilidad la apoya el periodista de Sports Illustrated Jon Werthein. “Escuché decir a un jugador que esa discusión ya está en marcha”, escribió en Twitter. El mandato del serbio, salpicado por tensiones y polémicas, arrancó en 2016 tras una primera etapa entre 2008 y 2010. Ahora peligra.