TENIS

"El calendario de la ATP es de locos, sencillamente grotesco"

Richard Gasquet valoró la nueva hoja de ruta para la vuelta del tenis. El francés entiende que algunos torneos deben jugarse por temas económicos.

"El calendario de la ATP es de locos, sencillamente grotesco"
AFP

Pasan los días y cada vez esta más cerca la vuelta del tenis de manera oficial, ya que actualmente se están disputando torneos de exhibición como el Adria Tour, con gran protagonismo del número uno del ranking ATP, Novak Djokovic. A principios de agosto volverán los torneos WTA y prácticamente a mitad de dicho mes, los torneos ATP, después de calendario publicado recientemente por ambos organismos. No son todos los jugadores que comparten esta nueva hoja de ruta prevista para lo que queda de 2020. Uno de ellos es Richard Gasquet, que en unas declaraciones a Le Parisien, deja clara su postura.

"Este calendario es completamente de locos. Tantos torneos en poco tiempo, es sencillamente grotesco. Pero todos quieren salvar su torneo. Esto es normal porque es vital económicamente. Pero los jugadores tendrán que tomar decisiones, incluso más para los mejores que juegan muchos más partidos", dice el francés, de 34 años y que ocupa actualmente el puesto 50 del ranking ATP. También habló sobre la necesidad de algunos jugadores de tener que jugar para obtener ganancias. "Para mí es más fácil para mí decirlo. Soy uno de los jugadores privilegiados, aunque hayy muchas preguntas y pocas respuestas. Se nos dice que nos vamos a quedar en un hotel sin salir, pero ¿qué sucede si un jugador tiene un resultado positivo? Si son cinco, ¿paramos el torneo?", añade.

Por ahora, el US Open se jugará a puerta cerrada, mientras que Roland Garros no contempla esa opción: "Es mejor hacerlo que no hacerlo, pero no es emocionante jugar a puerta cerrada. También es importante que el tenis se reinicie como todos los deportes. Y hay televisores para transmitir los partidos. Espero que Roland-Garros se juegue en un estadio lleno. No sería el mismo torneo para nosotros, los jugadores franceses. Hay una economía deportiva a tener en cuenta", concluyó.