TENIS

La dieta 'mágica' de Djokovic en su camino hacia el éxito

El serbio, en una entrevista con Graham Bensinger, desveló su actual dieta. Renunciar a algunos alimentos en el pasado le llevó al éxito.

La dieta 'mágica' de Djokovic en su camino hacia el éxito
BEN STANSALL AFP

Enero de 2010, cuartos de final del Open de Australia. Allí, en Melbourne, Novak Djokovic tenía al otro lado de la pista al francés Jo-Wilfried Tsonga, pero a pesar de ser su torneo fetiche, como bien ha demostrado el serbio a lo largo de su carrera, el resultado no fue el esperado. Nole perdió el duelo después de dominar por 2 sets a 1 debido a un cansancio físico desmedido que le impidió luchar.

Era el momento de dar un giro radical a su carrera, no se podía desperdiciar tal cantidad de talento y sacrificio por una cuestión física. Novak se puso en manos del doctor Igor Cetojevic y su carrera deportiva cambió para siempre. Tras conocer que era celíaco y renunciar al gluten y otros alimentos, la forma física de Djokovic mejoró de tal forma que se convirtió en una de sus señas de identidad, todo gracias a la guía de Cetojevic y los cambios en su dieta.

Pero, ¿en qué se basa dicha alimentación? El serbio se encargó de desvelarlo esta misma semana en una entrevista publicada en YouTube junto a Graham Bensinger y no cabe duda que está al alcance de pocos mortales. "Cambiar la dieta fue algo que me permitió deshacerme de las alergias y de todo, especialmente el gluten, los lácteos y el azúcar refinada que eliminé de mi dieta", confesó el serbio en primer lugar. Y añadió su rutina: "Comienzo con agua tibia y limón para poder ayudar a mi cuerpo a desintoxicarse y luego tomo jugo de apio con el estómago vacío. Y después tendría mi batido verde, con diferentes algas, frutas y excelentes suplementos cuyo uso me permiten tener claridad mental, sentirme bien, longevidad y diferentes beneficios para la salud".

De modo que las ensaladas y los alimentos ligeros son una de las recetas clave en su camino hacia el éxito: "Como muchas frutas durante la primera parte del día, ensaladas. No me gusta comer ningún alimento que requiera mucha energía para la digestión, especialmente en la primera parte del día porque es cuando necesito la mayor cantidad de energía para mi entrenamiento. Así que mantengo las cosas bastante ligeras. Me gustan los granos como la quinoa, el mijo y el arroz salvaje, la batata al vapor o hervida como la patata normal". A tenor de los resultados, seguro que tanto sacrificio le merece la pena.