TENIS

La disección de un mito: Steffi Graf y la mayor gesta del tenis

La tenista alemana logró en 1988 lo que nadie más ha conseguido nunca: ganar los cuatro grandes y los Juegos. Esta es la crónica gráfica de su carrera.

La disección de un mito: Steffi Graf y la mayor gesta del tenis

En agosto de 1999, sola, en un hotel de Heidelberg, Steffi Graf anunció su retirada del tenis ante decenas de periodistas. Con un tono emocionado, sin poder reprimir sus lágrimas, la alemana puso fin a una carrera que la coronó como la mejor tenista de la Era Open y quizá de la historia. Se despidió con 22 Grand Slam, dos menos que Margaret Court y uno menos ahora que Serena Williams, como la única jugadora que fue capaz de ganar el Golden Slam en un año (Open de Australia, Roland Garros, Wimbledon, US Open y Juegos Olímpicos). Lo hizo en 1988 tras una secuencia irrepetible que la llevó a firmar una de las mayores gestas deportivas que se recuerdan.

Graf introdujo al tenis femenino en la modernidad, con su juego estético, valiente y ordenado. Con el drive mandaba, con el revés cortado acunaba a sus rivales. El extraordinario brillo de su propuesta tenística condujo a duelos históricos con jugadoras tan distintas como Navratilova, Seles o Sabatini. Acosada por las lesiones y ciertos episodios personales de carácter traumático, Graf se retiró a una edad relativamente temprana, con sólo 30 años. Se marchó con 22 Grand Slam, 107 títulos individuales y 900 victorias. Este gráfico es un retrato de su figura.