Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

93

Monbus Obradoiro OBR

69

Liga Holandesa
EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

Waalwijk Waalwijk WAA

0

FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

1

PSV PSV PSV

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

1

Heracles Heracles HCL

0

FINALIZADO
Ajax Ajax AA

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

1

OPEN DE AUSTRALIA

"Melbourne estos días es como fumarse un cigarro"

Los tenistas de la previa critican la actitud del Open de Australia ante el humo que envuelve Melbourne. El canadiense Schnur pide más implicación a Nadal y Federer.

Open Australia 2020
ASANKA BRENDON RATNAYAKE AFP

"Es como fumarse un cigarro", resume Brayden Schnur la complicada situación que se vive estos días en la previa del Open de Australia. "Sientes la garganta superseca", añade el canadiense, 103 del mundo de 24 años, en declaraciones a Associated Press Australia tras batir al austriaco Ofner el miércoles.

Habla de los efectos del humo que, procedente de los incendios que castigan desde septiembre de 2019 diversas partes de Australia, ha cubierto estos días Melbourne, capital del estado de Victoria (en el que se ha declarado ya el 'estado de desastre' tras quemarse más de un millón de hectáreas, miles de animales y morir cinco personas) y sede del primer Grand Slam del año. Si el martes ya se vieron imágenes preocupantes, como las del ataque de tos de Dalila Jakupovic o la retirada de Maria Sharapova congestionada y con la cara roja en una exhibición en el cercano Kooyong Stadium, este miércoles la nube tóxica obligó a retrasar de nuevo toda la actividad en Melbourne Park. 

Aún así, cuando se empezaron a jugar los partidos (a eso de la 01:00 de la madrugada española), la atmósfera en la ciudad seguía siendo "insana" según el Índice de Calidad del Aire y el alemán Dustin Brown necesitó asistencia médica y un inhalador en su partido ante el austriaco Dennis Novak. En Kooyong, el sudafricano Kevin Anderson se negó a jugar contra Berrettini por las condiciones. Los promotores del evento les han dado esa opción a los jugadores.

El skyline de Melbourne, visto desde una de las pistas descubiertas del Open de Australia.

Ya con la jornada en marcha, apareció la lluvia purificadora, mano de santo en una situación así pero que obligó a posponer partidos hasta el jueves. Ahora la agenda está sobrecargada, aunque los organizadores confían en poder terminar la fase previa antes del lunes, cuando debería dar comienzo el cuadro principal. Este jueves, según la previsión, lloverá también, pero echarán mano del fin de semana si fuera necesario para cumplir su propósito. De momento la suspensión no entra en el abanico de opciones y la actitud de Tennis Australia, la dirección del torneo y las grandes figuras del circuito escama a algunos de los jugadores que están arriesgando su salud en la previa, como Schnur. 

"Roger (por Federer) y Rafa (por Nadal) son un poco egoístas pensando sólo en ellos y sus carreras. Están cerca del final y todo en lo que están pensando es en su legado, en vez de intentar hacer lo mejor para este deporte", afirma el norteamericano, que cree que la situación es "100% anormal" y que "los jugadores con asma están en clara desventaja". "Esto no es sano. No ves a los mejores jugadores de fútbol o de golf haciendo esto. Nos están empujando a la pista porque somos qualifiers (los que juegan la previa)", finaliza. 

Su diatriba contra Nadal y Federer viene a raíz de que ni ellos ni Craig Tiley, director de la cita, abordaron el asunto en la exhibición benéfica ('Rally for Relief') que tuvo lugar este miércoles en el Rod Laver Arena con el objetivo de recaudar fondos (4.826.014 dólares o 4.325.397 euros en total, según la organización) para la lucha contra los incendios y sus efectos.

Aficionados con mascarillas en un partido de la previa del Open de Australia.

Tiley sigue afirmando que de momento toda su actuación se basa en permanecer atentos a los sistemas que monitorizan el aire y consultar a los expertos. Se le critica la opacidad en ese proceso. Richard Ings, exdirectivo de reglas y competición de la ATP, cree "sorprendente" que no se parasen los partidos el martes y pide en The Age, un periódico de Melbourne, que se cree una política de de calidad del aire pública y transparente, dado que la organización no ha comunicado cómo es el proceso y los baremos que influyen en sus decisiones.

Lo mismo ha hecho el doctor Brett Sutton, jefe de los servicios de salud del estado de Victoria: "Estaré encantado de trabajar con ellos. Creo que deben considerar, en todos los escenarios de calidad del aire posibles, desde pobre a peligrosa, cuáles deber ser sus alternativas para proteger al máximo número de jugadores posible", asegura en declaraciones recogidas por el mismo medio. Katherine Barraclough, de Doctors for the Environment (podría traducirse Doctores por el Medio Ambiente), afirma: "No tiene ningún sentido no ser cautelosos. Lo más obvio en una situación así es quedarse en un sitio cerrado".