Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

 

Diego Schwartzman
Rafa Nadal
1 Set 2 Set 3 Set 4 Set 5 Set
4 5 2 - -
6 7 6 - -

US OPEN

Nadal toma el tren

Nadal venció a Schwartzman en un partido raro en el que sufrió por la humedad y por unos "nudos" en los antebrazos. Se medirá con Berrettini.

Pese a ofrecer su actuación más rara en lo que va de US Open, con altibajos inusuales en su trayectoria, Rafa Nadal sacó adelante un partido a priori difícil para él, que al principio pareció fácil y que se complicó después de que el balear desperdiciara grandes ventajas en los dos primeros sets. En parte fue por mérito de un bravo Diego Schwartzman, pero también por sus propios errores, por la “humedad” de la que se quejó y que le produjo deshidratación (“Soy de los que sudo mucho y antes del partido tuve un problema de estómago”, dijo), y por unos “nudos” en los antebrazos, como explicó, debido a un exceso de tensión en los tendones. Fue parecido a lo que le pasó en la final de Roland Garros 2018 ante Thiem, cuando se le acalambró un dedo. Le afectó sobre todo en el último parcial, cuando fue incluso atendido. Con todo y con eso, no falló.

El número dos del mundo se desconectó a ratos, pero el caso es que ganó en tres sets (6-4, 7-5 y 6-2 en 2h:46) y jugará por octava vez las semifinales del US Open haciendo gala de esa regularidad que le ha colocado en la cima del tenis. No ha perdido en cuartos del torneo desde 2006. Cada vez que los ha alcanzado desde entonces, ha pasado a la penúltima ronda. Y la próxima, este viernes contra el italiano Matteo Berrettini, será la 33ª en Grand Slams. En la Arthur Ashe, en ocasiones se oye el traqueteo del metro que pasa cerca del Billie Jean King Tennis Center, metáfora del sonido del tren que se les escapó antes a sus eternos rivales del Big Three, Djokovic y Federer, y que él sí tomó para colocarse a un paso de aspirar a su 19º major, con el que se quedaría a uno de los 20 del suizo y con tres de ventaja sobre los 16 del serbio.

Dos casi remontadas

Nadie le había ganado cuatro juegos seguidos a Rafa en todo el torneo y Schwartzman, con destellos de calidad, pero dubitativo en los momentos clave, lo hizo dos veces. Primero para levantar un 4-0 en la manga inicial y después para nivelar la balanza tras encajar un 5-1 en la segunda. En ambas oportunidades, no pudo o no supo culminar la remontada. Grandes opciones perdidas, puede que irrepetibles. Nadal, que restó mal en algunos tramos, le tiró con frecuencia bolas altas, exageradamente bombeadas en ocasiones, para poder entrar luego con el drive. Le salió bien pese a que, en algunos lances, el argentino respondió con insistencia y acabó llevándose puntos de mérito. En uno de ellos, repelió tres voleas del español, una acción heroica celebrada en pie por el público en una grada en la que estuvo durante unos minutos Gerard Piqué con su esposa Shakira (asuntos de la final de la Copa Davis le traen a Nueva York). En los palcos, baloncesto. Manu Ginóbili animó a Schwartzman en el palco del bonaerense, y José Manuel Calderón, a Nadal en el del manacorí, donde también se sentó el actor Ben Stiller.

Fueron la nota de color de un partido extraño, con hormigas voladoras molestando a jugadores y público, bien resuelto y trabajado por el tres veces campeón del grande estadounidense, que se ve con opciones de sumar un cuarto título. Pero habrá de jugar mejor para conseguirlo.

Resultados y calendario del cuadro masculino.